Ser Padres

Trucos para que los niños hagan solos sus maletas

Tres son tips de Johanna Saldón, Mamás Viajeras en más redes, y el cuarto es cosecha propia, fruto de nuestra propia experiencia.

La cosa puede ser un caos, pero hay que intentarlo. A medida que crecen, debemos tratar de potenciar al máximo su autonomía, y hacer la maleta es una forma inmejorable de hacerlo. Nadie dijo que el proceso de aprendizaje fuera fácil, pero con una serie de consejos prácticos podéis ponérselo muy fácil para que aprendan a hacer su maleta y solo tengáis que revisarlo después.
Recordad aquellas primeras veces en las que se ducharon solos. Quizá sigan todavía apuntando al techo con la alcachofa en la mano y el grifo abierto. O cuando hacen su cama solos, que aquello parece más ordenado cuando está todo deshecho a primera hora de la mañana; hace menos ruido a la vista. Y no, no vais detrás a corregirlo porque sabéis que eso es lo peor que podéis hacer si ellos han tomado la iniciativa y asumido la responsabilidad de hacer esta tarea del hogar.
Solo son algunos ejemplos para poner en perspectiva lo que puede ocurrir cuando les animéis a hacer su maleta: igual se arruga la ropa o no cierra la maleta. No pasa nada, no son contras que tengan una gran importancia. Es mucho más importante que sean capaces de intentarlo.
Y para ello compartimos contigo a continuación tres consejos prácticos de una mamá muy experimentada en la materia, Johanna Saldón, periodista especializada en viajes, madre de familia numerosa y divulgadora en su perfil de redes sociales y blog personal, Mamás Viajeras. Saldón te da tres pistas para que tus hijos e hijas puedan hacerse su maleta con autonomía en una de sus últimas publicaciones. “Tú solo tendrás que revisarla después”, asegura.

  1. Enrollar la ropa poniendo las camiseta unas encima de otras para que en la maleta ocupen menos espacio.
  2. Aprovechar todos los espacios. Meter los calcetines dentro de las zapatillas por ejemplo, rellenar los huecos libres con la bolsa de ropa interior etc…
  3. Imprimir un cuadro donde ellos anoten lo que llevan de cada cosa y así puedan revisarlo antes de volver y no olvidar nada.
A estos tres consejos de Saldón, nosotros, en base a nuestra propia experiencia, añadimos un cuarto consejo útil. No solo les facilitará hacerse su propia maleta, sino que les resultará de mucha ayuda para vestirse solos en el lugar de destino. Se trata de lo siguiente:
 Elegir sus looks por días y pedirles que los agrupen en bolsas de tela o plástico de manera que puedan marcarlas con un número. Que metan dentro de cada bolsa el outfit completo. Es decir, ropa interior y todas las prendas que lo compongan. Así, la maleta se podrá hacer rápidamente y con orden, y en el hotel o apartamento del destino, solo tendrán que preguntaros por la mañana qué número de look se ponen ese día.
En este caso, eso sí, os tocará dedicarle tiempo al asunto las primeras veces para que veas cómo pueden empaquetar su ropa de manera que abulte menos y se doble mejor. Y también para recordarles que tienen que tener en cuenta todos los detalles; que no se dejen fuera, por ejemplo, la ropa interior o los calcetines. Después, fomentará su autonomía al vestirse porque podrán hacerlo solos
Ya verás como con estos cuatro consejos podéis encontrar la manera de que vuestros hijos e hijas se animen a hacer su maleta y aprendan relativamente pronto y rápido esta tarea tan ingrata. 

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking