Creaciones en la playa

5 sencillos pasos para hacer castillos de arena

Este verano, os proponemos convertiros en maestros de los castillos de arena.

También te puede interesar:

¿Cómo hay gente capaz de construir una estructura impresionante y nosotros apenas logramos dos cubitos de arena? ¡Toma nota de estos sencillos pasos para hacer castillos de arena y que queden medianamente decentes!

1. Haz una montaña. Escoge un punto del litoral y haz un montón gigantesco de arena. Usad vuestras manos, o ayudaros de una pala para poder apretar la arena. Es importante elegir bien el sitio, que no moleste mucho al paso y corra el peligro de ser destrozado por algún paseante despistado. También es fundamental que no esté tan cerca de la orilla como para que la primera ola que haya se lo lleve por completo. 

2. Añade mucha agua. Los diminutos granos se ‘acomodan’ formando una mezcla parecida al cemento. De hecho, la arena mojada de la orilla es mucho más resistente que la arena del final de la playa así que para que vuestro castillo de arena sea majestuoso debes mojar, y mucho, la arena que utilizas para construirlo. Crea un cráter en lo más alto para ir drenando el agua y deja que fluya el agua con la ayuda de un cubo. ¡Hazlo despacio para que no se derrumbe la montaña de arena! Así se irá apelmazando la arena.

3. Da mucha palmaditas a las torres. Utilizando vuestras manitas como si fuesen cucharas id vertiendo la arena húmeda para crear las torres. Repetid esta acción cuantas veces necesitéis hasta conseguir la altura deseada.

4. Forjar el castillo. Con la ayuda de una pala de la playa id allanando las grumosas torres y paredes del castillo. También podéis ayudaros de una herramienta plana como palos para id limando los ásperos marcos.

5. Dejad corred vuestra imaginación. Podéis ayudaros de los reflejos de la luz para conseguir texturas variadas como destacar algún aspecto del castillo. Con un simple tendedor de plástico podéis hacer los cantos de las torres o crear los cantos de las paredes.

Después de esta laboriosa y divertida actividad ahora toca recostarse y relajarse viendo vuestra creación.

Otros consejos

Para disfrutar de esta divertida actividad, también hay que tener en cuenta otros consejos:

- ¡Importante! No debemos olvidar que mientras estemos en la playa haciendo los castillos, tanto los niños como nosotros debemos asegurarnos de estar protegidos bajo el sol, tanto con crema solar con el factor de protección adecuado, gorra, gafas de sol adecuadas y, evidentemente, evitando las horas de mayor incidencia del sol.  

- También es vital tener en cuenta que hacer castillos de arena debe ser algo divertido y entretenido. Es una actividad en la que, fundamentalmente, el objetivo es que los niños participen y se entretengan: nada de frustrarse porque nuestros hijos no sean expertos "constructores" o porque el resultado no sea el esperado. Generalmente se trata de pasar un rato divertido con los niños, no de ganar ninguna competición. A veces podemos caer en el error de involucrarnos tanto en hacer el castillo de arena, que queramos que quede perfecto y caer en la tentación de "monopolizar" la construcción del mismo. Toca relajarse y recordar que lo importante es disfrutar del rato y hacer algo diferente en la playa, además de tomar el sol y darse baños. 

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO