Adictos a las pantallas

Todo lo que necesitas saber sobre la dependencia tecnológica en niños

La adicción a las nuevas tecnologías supone un trastorno en el comportamiento de los niños que da como resultado alteraciones en los hábitos de sueño y de comida e incluso, el fracaso escolar. Sigue estos consejos para que tus hijos logren un equilibrio entre el el mundo digital y el real.

niños consola
Fuente: depositphotos

Lejos quedaron aquellas tardes en las que la protagonista era la tiza que trazaba una rayuela sobre un suelo de piedra, o los largos y bárbaros duelos con los tazos Pokémon que escondían las bolsas de Cheetos como regalos bajo el árbol en la noche de Reyes. Ya no resuena en los oídos de los niños el eco de las canciones con las que saltábamos a la comba: Yo tengo unas tijeras que se abren y se cierran, yo toco el cielo, yo toco la tierra, yo me arrodillo y me salgo fuera.

Poco sobrevive ahora de ese olor a finales de siglo mimetizado con los nuevos aromas de los 2000. Allá quedó la más ávida e imaginativa versión de nosotros mismos y empezó una nueva era de entretenimiento marcada por el uso de la tecnología.

El 75% de niños de 12 años tiene móvil

El tiempo libre ha experimentado un cambio radical en los últimos veinte años y, aunque los más nostálgicos se nieguen a admitirlo, ofrece un sinfín de nuevas y divertidas posibilidades. Eso sí, también encierra algunos peligros relacionados con el abuso de los dispositivos electrónicos en edades muy tempranas.

Los niños de ahora, nacen con un smarthphone en una mano y un mando de alguna videoconsola en otra. Los puzzles acumulan motas de polvo en la estantería mientras ellos construyen y exploran un mundo nuevo en InternetLa tecnología es parte de su día a día, los centros educativos están equipados con la última novedad en las TIC y entregan la mayor parte de los ejercicios a través del aula virtual.

Según los datos de la última Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 75% de los niños de 12 años de edad, tiene teléfono móvil. Un porcentaje que asciende al 90% cuando hablamos de los 14 años.

Además, la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) refleja que 1 de cada 3 menores dedica más de tres horas diarias a Internet. Datos que, si no van acompañados de una educación tecnológica, pueden ser alarmantes.

La OMS declara trastorno psíquico

De hecho, en julio de 2018, la OMS enclavó en su Clasificación Internacional de Enfermedades el llamado “trastorno del videojuego”, dentro de la sección de trastornos de adicción. Este problema clínico agrupa las consecuencias adictivas de las tecnologías en el comportamiento de las personas.

La OMS no diferencia entre niños y adultos pero sí identifica a los primeros como grupo más vulnerable y común. Los videojuegos han desatado conductas agresivas, alteraciones en los hábitos formativos, de comida y de sueño de los menores.

Cómo detectar la adicción del niño a la tecnología

Está demostrado que la sobreexposición a las pantallas conlleva una serie de consecuencias asociadas a la salud. Las más importantes son el déficit de atención, el sobrepeso causado por los trastornos de sueño y de alimentación, la ansiedad, la depresión y el fracaso escolar.

A continuación, detallamos algunos signos de alerta que pueden indicar que vuestro hijo sufre una adicción a la tecnología:

  • En primer lugar, la obsesión por estar en línea las veinticuatro horas del día, de manera ininterrumpida y hasta mientras realiza otras actividades como comer, hacer los deberes o ver la televisión.
  • Otra señal de alarma es la falta de control del tiempo de uso de los aparatos electrónicos. Si pierde la noción del tiempo con el móvil o jugando al ordenador puede significar que está enganchado al aparato en cuestión.
  • Si cuando le quitas la consola o el teléfono responde de forma violenta, nerviosa o deprimente, quiere decir que su comportamiento manifiesta una dependencia física o psíquica. Estos estados de ánimo inusuales están propiciados por la adicción a las TIC.
  • Otro indicio evidente es la anteposición del mundo digital al mundo real. Dejar a un lado los deberes, tareas y quehaceres cotidianos por estar conectado.

Los problemas de salud asociados a la falta de desconexión, hay que abordarlos a través del combate a la adicción.

Consejos para evitar y mitigar la adicción

La clave reside en lograr un equilibrio entre la vida digital y la que viven fuera de la tecnología. Y esto solo se puede conseguir a través de un modelo de comportamiento adecuado. 

  • Es importante la implantación de un control parental, sobre todo en el caso de los más pequeños. Ya no se trata exclusivamente de saber qué juegos y aplicaciones consultan nuestros hijos sino de establecer sistemas que indiquen el tiempo de uso del móvil. Tanto en Android como en IOS se pueden instaurar máximos de tiempo por app.
  • Un método práctico para la desintoxicación consiste en deshabilitar las notificaciones de apps de juego o redes sociales para revisarlas por elección propia y no por avisos que distraigan su atención.
  • Seguir una serie de normas en casa y predicar todos con el ejemplo. Podéis no utilizar el móvil en la mesa mientras coméis o dejar los teléfonos a un lado a la hora de visualizar películas en familia.
  • Siempre quedarán alternativas como apostar por los juegos tradicionales en familia o por una escapada de fin de semana a un lugar sin cobertura.

En definitiva, lo importante es enseñar a nuestros hijos que la tecnología ha de ser una ayuda pero no un obstáculo para vivir. Porque los juegos les pueden aportar diversión y distracciones momentáneas en el gran mundo de la ficción, pero la felicidad se la dará el rodearse de personas, paisajes y acciones reales.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo