Salud

Mi bebé tiene anemia

Ante todo, que no cunda el pánico: la anemia es un trastorno muy común a partir del sexto mes de vida. Se corrige ofreciendo al niño un suplemento de hierro cada día.

¿Qué es la anemia?

En los bebés, la anemia es casi siempre una carencia de hierro.

 

¿Cuál es la función del hierro en el organismo?

El hierro es un mineral imprescindible para la salud, el organismo lo necesita para elaborar hemoglobina, un componente de los glóbulos rojos que transporta oxígeno a los tejidos. La falta de hierro produce pérdida de energía para la vida diaria.

 

¿Por qué tiene anemia el bebé?

En los primeros seis meses el lactante no suele tener anemia porque mantiene los depósitos de hierro que adquirió en el útero materno y, además, recibe este mineral a través de la leche. El problema puede aparecer después de los seis meses, cuando los depósitos van bajando y el niño necesita para su desarrollo un aporte de hierro mayor. Si, además de leche, no toma pequeñas cantidades de alimentos ricos en hierro, las reservas de hierro comienzan a bajar.

 

¿Cuáles son los alimentos ricos en hierro?

El hierro se encuentra en muchos alimentos de origen animal y vegetal; el que mejor aprovecha el organismo es el que procede de los alimentos de origen animal: la carne de ternera, el pollo, el pescado y la yema de huevo. Entre los alimentos de origen vegetal, aportan hierro las legumbres (alubias, lentejas, garbanzos), los vegetales de hoja verde oscuro (guisantes, espinacas, brécol) y el pan de trigo, pero el organismo lo absorbe peor.

 

¿Cuáles son los síntomas de anemia?

Muchos niños con anemia no tienen ningún síntoma al principio, porque los niveles de hierro bajan muy lentamente. Pero en poco tiempo se pone pálido (se nota sobre todo en los labios y las mucosas de la conjuntiva, que no están rojos), e irritable, pierde el apetito y su ritmo de crecimiento disminuye. Algunas madres notan que suda más que antes.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

Para aumentar los niveles de hierro del organismo, el pediatra recomendará dar al bebé un suplemento líquido de hierro todos los días (el suplemento de multivitaminas con hierro no es suficiente) y además habrá que ofrecerle alimentos ricos en este mineral.

 

¿Cómo se toma suplemento de hierro?

El suplemento se absorbe mejor cuando se ingiere con el estómago vacío (a ser posible, a primera hora de la mañana, en ayunas) y junto con un alimento rico en vitamina C (por ejemplo, un poco de zumo de naranja, una fresa o una rodaja de kiwi). El hierro de los alimentos también se aprovecha más cuando se toma de postre un poco de fruta natural. Hay que evitar ingerirlo junto a un alimentos que contenga leche de vaca, porque dificulta su absorción.

 

¿Durante cuanto tiempo debe tomar hierro el bebé?

Dependiendo de los niveles de hierro que tiene el bebé, el pediatra recomendará darle el suplemento durante semanas o meses. Al mes de empezar el tratamiento, el médico pedirá análisis de sangre para ver la hemoglobina y el hematocrito; cuando ambos estén normalizados, bastará que el bebé tome pequeñas cantidades de carne, pollo, pescado o huevo para mantener el hierro en los niveles adecuados. Seis meses después de terminar el tratamiento el doctor pedirá otro análisis de sangre para asegurarse de que no el hierro no ha vuelto a bajar.

 

¿El suplemento tiene efectos secundarios?

En algunos niños el suplemento de hierro produce vómitos o diarrea, en ese caso el pediatra recomienda reducir la dosis. También puede manchar temporalmente los dientes de color gris oscuro, para evitarlo conviene limpiar los dientes del niño con una gasa estéril humedecida en agua después de tomarlo. Las cacas se vuelven más oscuras, es normal y no debe preocupar.

 Dr. Ernesto Sáez Pérez es pediatra y experto en neonatología. Autor de “Tu primer hijo” y “¿Qué le pasa a mi hijo?”

 

Etiquetas: anemia, bebé, hierro, salud del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS