Desarrollo infantil

Atención temprana: ¿qué es y cuándo acudir?

4 minutos

La atención temprana va enfocada a niños desde el nacimiento hasta el inicio escolar. El objetivo es favorecer el óptimo desarrollo del niño, tratando los efectos de una alteración o deficiencia, facilitando las opciones de integración familiar y social.

Atención temprana: ¿qué es y cuándo acudir?

¿Qué es atención temprana? ¿Qué profesionales trabajamos en la estimulación temprana? ¿A quién va dirigido? ¿Debo preocuparme si me pediatra me aconseja que lleve a mi hijo? ¿Acudir a atención temprana significa que mi pequeño tenga necesidades de apoyo siempre? Estas son solo algunas de las preguntas que nos pueden plantear los papás que acuden a servicio de atención temprana por primera vez y es que es algo completamente natural que le surjan dudas y miedos al respecto. Aprendamos un poquito más sobre este tema de la mano de Estela María Fernández Pérez, directora del Equipo Idai. La estimulación temprana o atención temprana consiste en proporcionar al bebé y al niño las mejores oportunidades de desarrollo físico, intelectual y social para que sus capacidades y habilidades le permitan ser mejor de lo que hubiera sido sin ese entorno rico en estímulos intelectuales y físicos de calidad.

La atención temprana es un servicio que trabaja por la prevención, diagnóstico y tratamiento de niños en edades comprendidas entre los cero y cinco años con necesidades especiales. ¿Cuáles son las necesidades especiales que acuden a atención temprana? Hay un abanico muy amplio de niños que necesitan la ayuda de los distintos profesionales que componen el equipo de atención temprana. Estos pueden ser desde niños prematuro o de bajo peso, niños con algún tipo de deficiencia sensorial, pequeños con retraso madurativo o con síndromes ya especificados.

Además de estos, hay otros muchos que a lo largo del desarrollo detectamos necesidades especiales y distintos trastornos en el desarrollo por lo que también necesitarán contar con apoyo de atención temprana.

¿Qué profesionales forman parte de un equipo multidisciplinar de atención temprana?

atencion temprana: profesionales implicados

Los equipos suelen estar formados por logopeda, psicólogo, fisioterapeuta y terapeuta ocupacional para intervenir con los pequeños y con las familias. A pesar de que en el equipo de estimulación o atención temprana hay varios profesionales cada uno con un área de especialización, para trabajar en un equipo de atención.

¿Qué pueden hacer con mi pequeño, si solo tiene unos meses?

estimulacion temprana

Esta pregunta es de las más frecuentes cuando llega una mamá o papá a consulta con demanda de atención temprana derivada por área de pediatría. El trabajo durante los primeros meses de vida es de lo más interesante y bonito para los profesionales, se trata de fomentar los pre-requisitos, asegurándonos de que todos los reflejos se dan en el momento adecuado y de forma correcta, asentar las bases para un desarrollo óptimo por ello, el trabajo irá destinado a facilitar al bebé el instaurar estos pre-requitos y con ello darle un “empujoncito” en el camino de crecer y aprender descubriendo.

Reflejos de los bebés

Veamos algunos ejemplos de los reflejos que tienen los bebés y que podemos trabajar en atención temprana:

Reflejo de succión: cuando se coloca o se roza suavemente un objeto en los labios del bebé se le provoca la succión. Puede durar hasta el cuarto mes y hay niños que presentan algún tipo de alteración en el tono orofacial por lo que requieren de apoyo. Esto puede repercutir directamente en la alimentación por lo que es muy importante que sea llevado a cabo por un logopeda experto en atención temprana.

Movimiento de los pies: Cuando se sostiene al bebé por las axilas y en posición vertical, se consigue que el bebé mueva los pies como si estuviera queriendo caminar. Este reflejo suele mantenerse por unos cuatro meses.

Reflejo de Búsqueda: Cuando se toca o acaricia los labios de la boca del bebé, él vuelve la cabeza y abre la boca para seguir o buscar en la dirección del contacto. Eso ayudará al bebé a encontrar el pecho o el biberón para alimentarse. Al primer mes el bebé puede girar la cabeza en busca de lo que ha sido puesto en sus labios.

Reflejo de gateo: Cuando al poner el bebé acostado sobre su barriguita y en una base sólida y segura, se puede notar que automáticamente él se pondrá en posición de gateo. Suele aparecer por los 6 o 7 meses hasta que empieza a caminar.

Una parte muy importante de acudir a atención temprana es el trabajo con las familias ya que los profesionales guían a los papás en qué cosas pueden ir trabajando en casa. A mí como profesional me parece de suma importancia que los padres formen parte del equipo de trabajo de atención temprana, hagan actividades en casa y nos cuenten las dificultades que observan y sobre todo, los avances.

El hecho de que un pequeño acuda a atención temprana no significa que tenga necesidades de apoyo en todas sus etapas posteriores, los papás deben aprovechar el recurso como una ayuda para hacerles mejorar e iniciar el camino con más fuerza y seguridad.

 

Estela María Fernández Pérez es directora del Equipo Idai.

Etiquetas: aprender a hablar, bebé, estimulación bebés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS