¿Es preocupante?

Qué es el pujo en bebés y consejos para remediarlo

¿Das de comer al pequeño y sientes que cuando termina hace ruidos que te preocupan? ¿El bebé se retuerce? Es muy probable que se trate de el pujo en bebés, por lo que si es así no debes alarmarte, es una situación habitual, sobre todo en recién nacidos. Descubre aquí en qué consiste y algunos consejos para ayudar a remediarlo.

bebe
Fuente: Pexels

Es del todo normal para los padres, especialmente para los primerizos, que desconozcan multitud de cosas en cuanto a los bebés. Y es que, el mundo de la paternidad, al igual que maravilloso, también es enorme. En este caso hablamos de una situación que pueden vivir los bebés, sobre todo los recién nacidos, que si no se conoce puede que preocupe algo a los papás. ¿Quieres sabes que es el pujo y cómo puedes ayudar a tu bebé a calmarlo?

El pujo es una contracción que se da de manera involuntaria y es muy normal entre los bebés más pequeños. Normalmente es motivo de preocupación para los padres porque notan que su hijo hace algunos ruidos extraños, sobre todo después de comer.

No obstante, otros síntomas que pueden darse con esta afección son quejidos, malestar, llanto frecuente y cólicos. La sensación que tendremos es que el bebé está continuamente como retorciéndose y frunciendo el ceño.

 

¿Por qué se produce el pujo?

Puede ser que el pequeño esté viviendo esto por diversas causas como las siguientes:

  • Estreñimiento. Los bebés pueden tener problemas para evacuar, ya que su digestión es muy variable. Es muy probable que un bebé que está estreñido puje, pues va a intentar evacuar.
  • Reflujo. Cuando el ácido del estómago vuelve al esófago este produce dolor, lo que puede derivar en pujo y llanto en el bebé.
  • Acumulación de gases. Los bebés tienen unos intestinos todavía inmaduros y por ello puede que necesiten ayudar para procesar la leche, liberar los gases y defecar.

Consejos para ayudar a reducirlo

bebe
Fuente: Pexels

Como decimos, el pujo es una manifestación habitual en los bebés y que no obedece en especial a una situación de emergencia. Es más bien producida porque el sistema digestivo del pequeño aún está inmaduro y está todavía adaptándose. Para ayudar al bebé a reducir el problema, toma nota de estas recomendaciones:

  • Controla la alimentación de tu hijo, vigila que sea en la medida correcta y tampoco lo sobrealimentes. A veces, el estar lleno de leche puede provocar dolor de estómago.
  • Ayuda al bebé a “sacar los gases” después de que coma, esto le ayudará a evitar muchos problemas gastrointestinales. Vigila que esté agarrado bien al pecho o a la tetina ya que podría estar tragando mucho aire. Cuando termine la toma, dale unos golpecitos en la espalda para ayudar a expulsarlo.
  • Evita acostarlo inmediatamente después de las comidas, puede incrementar los problemas con su aparato digestivo.
  • Puedes darle pequeños masajitos en el estómago y moviéndole las piernas para ayudar a su digestión. No hace falta esperar a que el bebé sienta dolor, puedes ser constante con los masajes.
  • Ten en cuenta si otro factor puede estar afectando a tu bebé, como una ropa muy apretada, un pañal húmedo… Un consejo es quitarle la ropa, darle un pequeño baño con agua tibia, ponerle otra ropa y ayudarlo a liberar los gases.
  • Nunca automediques a tu hijo, ni le des remedios caseros porque es muy pequeñito, consulta y sigue las instrucciones de un especialista.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo