Ser Padres

Virus del papiloma humano y embarazo: todo lo que debes saber

El virus del papiloma humano es la infección genital o de transmisión sexual más frecuente. ¿Cómo puede afectar en el embarazo? ¿Se puede recurrir a la vacunación frente al VPH estando embarazada?

Autor: Macarena Orte
La infección por el virus del papiloma humano (VPH) afecta a 8 de cada 10 personas en el mundo. Sin embargo, todavía existe mucho desconocimiento sobre esta enfermedad, tratamiento y posibles complicaciones.

Enfermedad de transmisión sexual

De hecho, es una de las más frecuentes entre la población. Se calcula que un 80 % de las personas la ha padecido alguna vez.

Principal causa de cáncer de cuello de útero o cérvix

Según datos de la OMS, casi todos los casos de cáncer de cuello de útero (un 99 %) están vinculados con la infección por el VPH, que es la infección vírica más común del aparato reproductor. Este tumor es, además, el segundo más frecuente en mujeres de edades entre 15 y 44 años en Europa.

Cualquiera puede contagiarse

Cualquier persona sexualmente activa, aun teniendo una sola pareja sexual, puede llegar a contagiarse. No obstante, cuantas más parejas sexuales existan, más probabilidades habrá.

No todos dan cáncer

Hasta la fecha se han descubierto más de 120 tipos virales, pero solo alrededor de 40 están relacionados con infecciones en el área genital. Solo las lesiones en el cuello del útero pueden evolucionar hasta cáncer. Los virus del papiloma se clasifican por su posibilidad de transformar una célula en cancerígena. Existen de alto riesgo, los cuales se encuentran con más frecuencia vinculados al cáncer de cuello de útero, riesgo intermedio y de bajo riesgo, asociados con verrugas genitales.

Prevenir con vacunas

Gracias a la vacunación frente a este virus, en algunas décadas se minimizará notablemente la posibilidad de infección y, por tanto, de casos de cáncer de cérvix. En España, la vacuna está incluida en las cartillas de vacunación de las niñas desde el año 2008.

Tratamiento

Las lesiones de bajo grado se pueden prevenir y tratar con un gel vaginal (Papilocare), que ha demostrado repararlas a los seis meses en un 88 % de los casos y conseguir un aclaramiento (desaparición del virus) en un 63 %. “Se trata del primer tratamiento no invasivo respaldado científicamente que consigue reparar las lesiones de bajo grado e incluso eliminar por completo el virus de alto riesgo, todo un avance a nivel internacional” explica Carine Emsellem, directora científica de Procare Health.
En lesiones precancerosas o de alto riesgo será necesario extirparlas.

VPH y fertilidad

No existen estudios que avalen científicamente que la infección del VPH esté directamente relacionada con la infertilidad, así como que aumente la probabilidad de abortos y partos prematuros. “En el caso de que las mujeres que estén embarazadas contraigan el VPH durante su gestación, será necesario valorar el tratamiento con el especialista, así como llevar a cabo un seguimiento exhaustivo para estudiar el desarrollo de las verrugas genitales”, explica el doctor Javier Cortés Bordoy, especialista de VPH, expresidente de Eurogin y miembro de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC).

Si estás embarazada

Lo más importante es tener un seguimiento exhaustivo con el especialista y valorar el tratamiento durante la gestación, puesto que en el embarazo las verrugas genitales pueden aumentar de tamaño o incrementarse el número a causa de los cambios hormonales y secreciones vaginales, que crean un ambiente húmedo o alteraciones en el sistema inmunitario.
tracking