¡Perder peso cuanto antes!

Recuperar la línea tras el parto

Los secretos para recuperar la línea tras el parto son dos: comer bien y hacer ejercicio cada día. Con un poco de esfuerzo y dedicación, adelgazar no es tan complicado.

Recuperar la línea tras el parto

Eso sí, hay que tener paciencia: en los últimos nueve meses el cuerpo ha sufrido muchos cambios y necesita tiempo para volver a la normalidad.

¿Qué hacer para perder peso?

Durante el embarazo es habitual engordar entre 10 y 14 kilos. En el parto se pierden aproximadamente 6 kilos y, a medida que el útero vuelve a su tamaño normal, otros 2 ó 3 más.

 

Al final, la reciente mamá ha ganado 4 ó 5 kilos y recuperar la línea se convierte en una de sus principales preocupaciones.

 

No hay que desesperarse. Con paciencia, una dieta sana y un poco de ejercicio, perder esos kilos de más y conseguir que el cuerpo vuelva a ser como antes, no será tan difícil.

El trabajo comienza en el embarazo

No es lo mismo tener que adelgazar 5 kilos que 10, por eso el trabajo comienza antes de que nazca el bebé.

 

Durante el embarazo es normal engordar, no hay que preocuparse por ello. Pero es muy importante tener claro desde el principio que hay que cuidarse para no ganar demasiado peso.

 

Hay que llevar una dieta equilibrada y controlar el peso durante el embarazo. Así, cuando nazca el bebé, recuperar la figura será más sencillo.

 

También es importante utilizar cremas hidratantes para evitar la aparición de las temidas estrías y favorecer la elasticidad natural de la piel.

¡Ha nacido el bebé! ¿Cuándo empezar?

Tras nueves meses de cambios brutales, el cuerpo necesita un poco de tiempo para recuperarse y volver a la normalidad.

 

Durante las seis semanas que siguen al parto no se recomienda comenzar ninguna dieta ni hacer grandes esfuerzos.

 

El desgaste de una madre que da el pecho a su hijo es equivalente al de un deportista de alto rendimiento, consume entre 1.800 y 2.500 calorías, por lo que hay que comer bien y posponer el comienzo de la dieta. Además, el nuevo ritmo de vida, con el bebé en casa, exigirá que mamá esté cargada de energía.

 

Eso sí, llevar una dieta sana y baja en grasas será de gran ayuda. Tomar carnes y pescados a la plancha, mucha fruta y verdura y beber mucha agua, son buenas opciones para comenzar.

 

Una buena crema reafirmante será una gran aliada. Con ella, la piel se recuperará en poco tiempo.

Vida sana para perder peso

A partir de la sexta semana ya se pueden tomar alimentos menos calóricos, pero sin olvidarse de tomar proteínas, minerales y carbohidratos.

También se puede empezar a hacer abdominales, siempre que el periné esté fortalecido, y, a partir de los dos meses, podemos practicar deporte moderado, sin cansarse en exceso.

Pasado el sexto mes de vida del bebé, es el momento de comenzar una dieta más estricta. La mejor opción es un régimen hipocalórico, siempre supervisado por un médico, y combinarlo con ejercicio físico diario.

Etiquetas: adelgazar, adelgazar posparto, deporte, dieta, dieta sana, embarazada, embarazo, lactancia, mujer, posparto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS