Educación a distancia

La actitud de este niño ante la vuelta al cole desde casa ha dado la vuelta al mundo

La educación a distancia se ha convertido en la nueva rutina de muchos niños para los que a ratos es difícil mantener la concentración y que echan de menos jugar cara a cara con sus compañeros. La imagen de este pequeño de cinco años seguro que os hace sentir muy identificados...

niño tumbado en la silla
Fuente: @karajmcdowell

Muchos meses después de que la pandemia por el coronavirus nos obligara a todos a encerrarnos en nuestras casas y a emplear nuevas formas de aprendizaje para los más pequeños, algunos niños y niñas regresan a las aulas. Pero, la incertidumbre y el virus siguen ahí, lo que ha hecho que muchas otras familias tomen la decisión de optar por la educación a distancia y no presencial, al menos, hasta que divisen la luz al final del túnel.

Para ellos, la nueva normalidad consiste en ir al cole desde casa. Y, aunque los familiares con los que conviven se dejan la piel en hacer que sea lo más ameno y divertido posible, a los peques les cuesta adaptarse y a veces, acaban agotados después de tantas horas de clases por videoconferencias y sentados frente a un ordenador.

Esto es lo que ha querido compartir Kara McDowell, una madre que vive en Arizona, EEUU, a través de una foto que sacó a su hijo de cinco años, Graham y que refleja el aplatanamiento de los niños una vez que finaliza su jornada de estudio online. En la imagen, observamos al pequeño Graham tumbado en la silla frente al ordenador y tremendamente derrotado tras su clase virtual.

Kara subió la imagen a su perfil de Twitter (@karajmcdowell) y no tardó en volverse viral y alcanzar los más de 50.000 'me gustas' de usuarios que se sentían identificados con el ánimo de su hijo.

El famoso programa americano Good Morning America, entrevistó a Kara McDowell hace unos días y ante el éxito de la publicación comentó que "todos pensaron que era una imagen divertida", además, Kara pensó que "si das el cole en casa o estás teletrabajando y te toca hacer una videollamada de estas súper largas, te puedes sentir totalmente identificado".

Informó también de que Graham se conecta desde las ocho de la mañana y acaba pasado el mediodía. Y, aunque cuenta con varios descansos entre las horas lectivas, la madre afirma que es normal que a estas edades sea raro y se le haga pesado ver a sus compañeros al otro lado de la pantalla cuando están acostumbrados a jugar juntos.

Paciencia y motivación

Pero es lo que toca en estos difíciles momentos y será lo que garantice un futuro 'normal' cuanto antes. Kara valora la ardua misión de los profes de tener que enseñar a los niños a leer a través de una pantalla y no le cabe dudad de que "están haciéndolo lo mejor que pueden. No nos podemos quejar porque lo están dando todo".

Dentro de lo complicado de la situación, profesores, alumnos, padres, madres y trabajadores de todos los sectores están haciendo lo imposible por adaptarse a las medidas preventivas para que los profesionales de la sanidad y la investigación puedan hacer su trabajo correctamente y poner un final a la pandemia global. Así que por el momento, para aquellos padres con hijos en la misma solución solo queda tener paciencia y buscar actividades y juegos divertidos que motiven la tarde de los niños después de las clases.

Foto Carla

Carla SMG

Soy periodista y algún día también seré escritora. Me gusta jugar con las palabras para crear mundos y derribar muros, para contar historias, informar, concienciar, emocionar e inspirar. Vivo de atardeceres líquidos, escapadas al monte y recuerdos en hojas de papel.

Continúa leyendo