Creatividad infantil

Un niño fabrica una batería con material reciclado y se vuelve viral

Si tienes la voluntad real de hacer algo es mucho más fácil que lo consigas y este niño y su pasión por la batería lo demuestra a la perfección. Conoce la historia de Kevin.

Cuando realmente tienes la intención de lograr algo es difícil que te frenen. Y el caso de este niño y su pasión por la música es un buen ejemplo de ello. Con solo 11 años, ha fabricado una batería y la toca de una manera increíble. Un vídeo en el que muestra sus habilidades se ha convertido en viral.

Se llama Kevin Herrera, tiene 11 años y le conocen como el “el niño de la batería de plástico”. Su pasión es la música y le encanta la batería, pero como su familia no tiene muchos recursos no puede comprarse una de verdad. Claro que esto no iba a ser un impedimento para Kevin, que, haciendo uso de su imaginación, ha construido una con sus propias manos. De ahí que le conozcan por ese apodo.

Tapas de plástico, la base de un ventilador, palos de madera, un bombo incompleto, CD rotos y demás materiales reciclados unidos a una gran creatividad han sido los materiales que ha utilizado el pequeño para fabricar su instrumento favorito de la manera más ingeniosa.

Pero lo mejor de este caso es solo que el pequeño tenga unas buenas dotes para poder construir algo así, sino también para tocarlo. Porque sea una batería de verdad o no, la realidad es que tiene un talento innato para ello. Y no hay que ser ningún experto en percusión para darse cuenta de que el niño tiene el ritmo en las venas.

Lenin Danieri es un periodista que subió un vídeo a su cuenta de Twitter en el que se ve cómo el pequeño demuestra sus grandes habilidades. En poco tiempo la grabación se extendió por las redes sociales y, de hecho, la historia del pequeño llegó hasta la televisión de su país.

Y es que, el niño es fanático del instrumento desde que tenía 4 añitos y tal y como cuenta su familia, algunas horas del día las invierte únicamente en practicar para mejorar sus habilidad tocando.

No hay duda de que la vida de este pequeño es la música y de que ha nacido para ello. Por eso, solo podemos esperar que pronto le den una oportunidad que le permita demostrarlo a un mayor nivel y pueda convertirse en todo un buen baterista.

Continúa leyendo