Primavera

10 planes baratos y divertidos para hacer con niños en primavera

Ahora que nos encontramos en primavera, ¿qué mejor que disfrutar de los días soleados con los más pequeños de la casa? No te pierdas estos planes, tan divertidos como económicos.

La primavera es la estación del año más alegre y con más opciones de planes en familia. Todo está por descubrir con nuestros hijos; paseos por el campo, las frutas de temporada, nuevas experiencias, las flores, más horas de luz, todo es un continuo cambio y debemos aprovecharlo para poder hacer todo tipo de planes divertidos y económicos con nuestros hijos.

Tanto si buscas algo fácil y sencillo, como si planeas un día entero de diversión, esta selección de actividades para hacer en primavera en familia hará que disfrutéis juntos.

Planes para hacer en primavera con niños

Niños jugando en primavera con la familia
Foto: Istock

Se pueden hacer muchos planes y actividades de primavera para hacer con nuestros hijos. El clima invita a salir, hace mejor temperatura y tenemos más horas de sol. Pero también hay que pensar en esos otros días en los que los chubascos primaverales hacen acto de presencia y nos obligan a cambiar los planes. En cualquier caso y para cualquier edad aquí tienes toda una selección de actividades familiares para hacer en primavera. Y lo mejor de todo, es que pueden ser unos planes económicos, asequibles y, sobre todo, divertidos para hacer con los peques de la casa.

1. Recoger hojas y flores silvestres

El plan más clásico que nunca puede faltar en primavera. Un paseo por el campo, disfrutando de las nuevas flores y sus colores. Recoged algunas flores silvestres para luego prensarlas entre las páginas de un libro y poder hacer vuestros propios marcapáginas, cuadros o postales para regalar a familiares y amigos.  

2. Aprender a volar una cometa

La primavera es la estación perfecta para disfrutar de un día de sol con un poco de viento y aprender a volar una cometa. Una experiencia divertida, gratificante e inolvidable para ti y tus hijos.

3. Plantar un huerto

Sí, ya sé que no todos tenemos espacio para un huerto, pero sí para algunas macetas en balcones, terrazas o azoteas. Porque es la temporada para plantar semillas o bulbos, así que vamos a aprovecharla para que todos juntos podamos disfrutar de la experiencia de plantar, cuidar, observar y recolectar. Es todo un ejercicio de paciencia para nuestros hijos, además del aprendizaje que conlleva la observación de la evolución del huerto. En casa el año pasado recogimos tomates cherry y fresas. ¿Quién se anima?

4. Hacer un picnic al aire libre o en casa

Algunas de las mejores cosas de la vida son gratis o casi. Prepara un picnic y marcharos a un parque con muchas zonas de juego para disfrutar del clima primaveral o al campo después de un bonito paseo. Será mucho más divertido si tus hijos llevan unos prismáticos o quizás un kit para observar insectos.

Este plan familiar lo puedes adaptar tanto para hacer al aire libre como en casa. Sí, el salón de casa se puede convertir en otra zona perfecta para hacer nuestro picnic a modo de acampada. Despeja la zona, poned un mantel en el suelo, algunos cojines y os aseguro que a los niños les encantará.

Niños jugando en primavera
Foto: Istock

5. Juego de búsqueda 

Por si aún no lo sabes los juegos de búsqueda son de los favoritos de los niños. Así que prepara un juego de búsqueda de primavera; por ejemplo, encontrar flores, árboles o arbustos de un listado de colores que lleven. Solo tienes que preparar un tablero en cartón con unas pinzas de la ropa para sujetar los tesoros que encuentren en su juego de búsqueda.

6. Pintar con tizas en la calle

Que las aceras o el suelo del parque se conviertan en un gran lienzo para dibujar es realmente divertido. Hazte con unas tizas extra grandes y tus peques disfrutarán dibujando, escribiendo y creando con grandes movimientos y trazos. 

7. Decorar las ventanas

La llegada de la primavera también trae más horas de luz, y los rayos de sol alumbran con más intensidad. Así que aprovechemos para decorar las ventanas de casa preparando manualidades en familia. Desde sencillos dibujos para los más chiquitines, mandalas o estrellas Waldorf. Todo vale para disfrutar de la luz primaveral atravesando los colores de nuestras manualidades, con las que habremos trabajado la paciencia, destrezas motoras, la simetría y el sentido de la estética.

8. Pintar y decorar macetas

Ya que estamos en la estación de las flores vamos a decorar unas cuantas macetas para que todo esté más alegre y bonito. Tan sencillo como decorarlas con témperas, rotuladores para materiales o, incluso, pegando flores secas prensadas. Deja que tus hijos den rienda suelta a su creatividad y tendréis unos bonitos recuerdos creando y viendo cada día esas originales macetas. 

9. Congelar flores y hojas

Esta es una experiencia sensorial fantástica para los niños. Rellena moldes de cubitos de hielo o cualquier otro tipo de recipiente apto, con flores y hojas. Añade agua y congela. Desmolda una vez congelado sobre un recipiente y deja que tus hijos los descongelen con ayuda de sal y pipetas con agua templada. A medida que se descongelen tendréis una “sopa primaveral” para seguir jugando trasvasando en vasos, platitos y ollitas.

10. Decorar la puerta de casa

¿Quién dice que la puerta solo se decora en Navidad? En casa siempre tenemos adornos para la puerta según la estación del año. Podéis preparar una corona de flores, bien con flores secas o haciendo vuestras propias flores, con la ayuda de hueveras. Hay muchas ideas para poner vuestra puerta de casa más bonita que ninguna y alegraros la vista cada vez que lleguéis casa.

Como ves son todas unas propuestas muy sencillas, fáciles y baratas. Solo espero que estas ideas de actividades y planes de primavera para hacer con niños te hayan inspirado y disfrutéis en familia de esta preciosa estación del año

¡Feliz primavera!

Continúa leyendo