Manualidades

Manualidades con rollos de papel

Los rollos de papel son uno de los mejores materiales caseros para hacer manualidades con los niños. Por eso he recopilado estas ideas de manualidades con rollos de papel. Porque se pueden hacer muchas actividades con rollos y porque son muy fáciles de conseguir. Una manera más de enseñar a los niños a reutilizar y reciclar.

En esta colección de manualidades con rollos de papel encontrarás ideas para hacer con niños de todas las edades. Y con las que practicar la motricidad fina, la creatividad, la coordinación, el corte con tijeras o seguir unas instrucciones, por nombrar algunos de tantos beneficios que tiene hacer manualidades.

No te extrañes si empiezas a acumular los rollos de papel que se gastan por casa, después de ver estas ideas tan fáciles, baratas y divertidas.

Manualidades con rollos de papel
Foto: Istock

Para hacer estas manualidades con rollo solo vas a necesitar los tubos de papel que se generen en tu casa, ya sean los más comunes como son los rollos del papel higiénico, como los del papel de cocina o cualquier otro que uses. Con los rollos y los materiales básicos para hacer manualidades tienes más que suficiente para que tu peque y tú os divirtáis creando con rollos.

Prismáticos con rollos de papel

Una sencillísima idea para hacer con niños. Une dos rollos de papel higiénico con cinta de pintor o washi tape. Puede decorar los rollos como más le guste, con rotuladores, con témperas antes de unirlos o con pegatinas. Luego solo hay que hacer un agujero en los extremos de cada rollo para pasar una cinta, un lazo o un trozo de lana. Así se lo puede colgar e ir a explorar. Ideales para ir al campo.

Lapicero

Decorad tres o cuatro rollos de papel, con témperas o enrollándolos en cartulinas de colores a las que dibujarles caritas divertidas. Elegid siempre lo más cómodo y fácil en función de tu peque, su edad y sus habilidades para evitar frustraciones. Con ayuda de la pistola de silicona únelos entre ellos y pégalos a una base de cartón. Ya tenéis un organizador de lápices reciclando rollos de papel.

Insectos

Cualquier rollo de papel higiénico se puede convertir en una abeja o una mariposa. ¿Cómo? Muy sencillo. Para la abeja solo tenéis que colorear el rollo con témperas negras y amarillas. Haz unas líneas previas para que le sea más fácil a tu peque colorear de negro y amarillo por franjas.

Una vez seca la pintura, añadidle unos ojitos de manualidades, unas antenas con limpiapipas negros y unas alas con papel de seda blanco. Y para la mariposa pensad en unos bonitos colores para su cuerpo. Cuando esté seca, colocadle igual unos ojitos y diseñad unas preciosas alas con cartulina. Listo. Dos manualidades de insectos muy fáciles.

Fuegos artificiales

Con los rollos de papel podemos pintar de manera muy original. Solo tenemos que cortar uno de los extremos del rollo haciendo tiras. Esta parte la puede hacer tu peque si ya tiene cierta destreza con las tijeras, les viene muy bien para practicar con las tijeras.

El rollo se nos ha convertido en un pincel. Pon un poco de témperas de diferentes colores en un recipiente y aplastad el rollo sobre la pintura para que se empapen bien. Sobre papel o cartulina podréis estampar vuestros fuegos artificiales. Divertido, creativo y con efecto final fantástico.

Peluchones

Las mejores manualidades con rollos de papel
Foto: Istock

Coge algunos rollos y pega a modo de pelo un trozo de papel, de manera que rodee uno de los extremos del rollo. Hazle cortes al papel, como tiras, para que simulen pelo. Dibuja caras divertidas a los rollos y ya tenéis unos modelos perfectos para cortarles el pelo. Jugar a la peluquería, mientras practican con las tijeras.

Cuenta cuentos

Reutilizando unos rollos de papel podemos crear unos originales cuenta cuentos. Pega papel film en uno de los extremos del rollo, asegurándolo con una cinta adhesiva alrededor del rollo. Luego, con la ayuda de unos rotuladores, mejor si son permanentes, podéis dibujar objetos con los que poder contar un cuento; un sol, un arcoíris, una nube, la cara de un gatito, etc. lo que se os ocurra. Podréis alumbrar vuestros cuenta cuentos con una linterna pequeñas o la del móvil. Una propuesta idónea para fomentar la imaginación y el lenguaje.

Servilleteros

Cortad los tubos en tiras con ancho apropiado para que sirvan como servilleteros. Decoradlas a vuestro gusto. Podéis pintarlas con témperas o acuarelas, o bien cubrir las tiras con cola para luego pasarlas por purpurina. Unos servilleteros de lo más original para que los peques participen poniendo la mesa.

Son muchas las posibilidades que se pueden hacer de manualidades con rollos de papel. En función del tipo de rollo podréis crear unas ideas u otras, ya que algunos son más grandes o más rígidos. Estas son solo algunas propuestas, pero se pueden hacer muchas cosas con rollos de papel, desde circuitos para coches, hasta caleidoscopios, desde palos de lluvia, hasta una maraca. Seguro que a ti y a tu peque se os ocurren infinitas ideas para reciclar todos esos rollos que se generan en casa. Disfrutad e inventad.

También te puede interesar:
Mónica Palacios

Mónica Palacios

Aprendiendo a ser madre, mientras comparto todo lo que aprendo Cuando me dijeron esa típica frase de “Cuando seas madre, tu vida cambiará”, no imaginaba cuánto. Mi hija llegó para cambiarlo todo y hacerme ver que solo quería ser la mejor versión de mí misma para ser la madre que ella necesitaba. La conciliación laboral fue imposible, y pronto supe que no volvería a mi anterior trabajo de profesora de alemán. Comencé a leer y formarme, y sentir la necesidad de compartir todo lo experimentado y sentido con otras madres. Así comenzó Los Cuentos de Mamá, como una voz más de una madre que admite sus errores, aprende, llora y ríe en la tarea más difícil que asumimos al ser madres y padres: la crianza. Los Cuentos de Mamá ha ido creciendo hasta convertirse en una gran comunidad, tanto en las redes sociales, como en el blog. Una comunidad que se nutre de las ideas y propuestas que comparto sobre juego independiente, crianza, libros, manualidades y actividades sencillas con las que seguir fomentando el asombro, la imaginación, la creatividad, la diversión y el aprendizaje de nuestros hijos.

Continúa leyendo