Resuelve las dudas más comunes

Test de embarazo: ¿cuáles son las preguntas más frecuentes sobre ellos?

Si tienes sospechas de estar embarazada y lo que quieres es confirmarlo, la forma más conocida y sencilla de saberlo es haciéndote un test. Sin embargo, si tienes dudas en torno a su uso, su fiabilidad o su forma de dar el resultado, aquí resolvemos algunas de las preguntas más habituales sobre ellos.

Tanto si estás buscando quedarte embarazada como si no, pero tienes sospechas de estarlo, es posible que pienses en hacerte un test de embarazo y salir de dudas. Es una de las opciones más rápidas y sencillas de encontrar, pues puedes comprar estas pruebas en cualquier farmacia. Sin embargo, también es probable que te surjan ciertas inquietudes al respecto. Resolvemos a continuación las más comunes.

¿Cómo funcionan estos test?

Realmente, el funcionamiento de un test de embarazo no es muy complicado, su fin principal es detectar la presencia de una hormona: la gonadotropina coriónica humana (hCG).

Es también conocida como la “hormona del embarazo” porque cuando una gestación se inicia, la placenta empieza a segregar tal hormona en el cuerpo de la mujer, la misma que puede detectarse en la sangre o en la orina. Y precisamente de eso se encargan las pruebas de embarazo.

Según el tipo de test, unos tienen más sensibilidad que otros. Esto significa que algunos pueden detectar concentraciones bajas de hCG mientras que otros necesitan que tal hormona esté más concentrada.

¿Qué tipos de test existen?

En este aspecto podemos encontrar distintas clases y multitud de marcas. Los más habituales y seguramente los que te vengan primero a la mente son aquellos que tienen una forma parecida a un bolígrafo o termómetro.

Sean de una clase u otra, lo que tienen en común es una pequeña pantalla donde ver el resultado y una tira reactiva absorbente. Aquí puedes encontrar más información sobre los tipos de test de embarazo.

 

¿Cuándo es mejor hacer el test?

Esto dependerá de la sensibilidad del test, los más avanzados son capaces de detectar la hormona a partir del primer día de falta del periodo. No obstante, cada mujer y cada cuerpo es un mundo, ya que no todas las mujeres tienen un ciclo menstrual regular. Por eso quizá lo más aconsejable es hacerse la prueba una semana después de la fecha prevista para el inicio de tu menstruación, es decir, cuando lleves ya algunos días de retraso.

Por otro lado, en cuanto al mejor momento para realizarlo, aunque puede hacerse en cualquier momento del día, lo que se recomienda es hacerlo con la primera orina de la mañana porque es la que tiene mayor concentración.

¿Cómo aparece el resultado?

mujer
Fuente: iStock

Esto dependerá también del tipo de test, pero por lo general o bien utilizan unas rayitas para indicar el embarazo, o bien unas caritas.

Las pruebas que indican el resultado con rayas muestran dos pequeñas líneas. Una es de control y significa que el test se ha realizado correctamente; la otra, aparece si es positivo y, por tanto, cuando sí hay embarazo.

Las que lo muestran con caritas, simplemente saldrá una “carita triste” en caso de negativo, o una feliz en caso de que la mujer sí esté embarazada.

Si apareciese un negativo y tú siguieses sin tener la menstruación, prueba a repetir un test nuevo después de dos o tres días.

¿Puede haber algún error con el resultado?

Actualmente la fiabilidad de estas pruebas caseras es bastante alta (en torno al 99 %) aunque en algunos casos sí que podrían llevar a error. No es lo habitual, pero puede aparecer la circunstancia según estos factores:

  • Podría darse un falso positivo, por ejemplo, en mujeres que tengan algún problema hormonal, que hayan seguido algún tratamiento de reproducción asistida o que padezcan alguna enfermedad que provoca que la hCG se segregue, por lo que podría aparecer un resultado positivo sin haber embarazo.
  • Podría darse un falso negativo en el caso de que el test se haya hecho demasiado pronto, es decir, cuando los niveles de dicha hormona sean muy bajos y aún indetectables por los test.
También te puede interesar:

Continúa leyendo