Clic de cadera

El doble pañal no previene los problemas de cadera

2 minutos

Antes se recomendaba poner doble o triple pañal al niño para corregir el clic de la cadera pero se ha demostrado que esta medida es inútil.

También te puede interesar: Las revisiones médicas del bebé los tres primeros meses
Doble pañal

Hace unos años se recomendaba poner al niño un doble o triple pañal para que mantuviese las piernas abiertas, ya que la mayoría de las displasias, luxaciones o inestabilidades de la cadera se resuelven al guardar esa postura.

Pero los pediatras y traumatólogos infantiles se dieron cuenta de que el efecto de poner dos o tres pañales es nulo. De hecho, solo servía para que los padres recordasen las precauciones que les indicaba el médico.

A veces el problema se corrige solo

La mayoría de los casos de displasia se resuelven de forma espontánea: únicamente se hace seguimiento con revisiones frecuentes y ecografías. Hay que tener en cuenta que durante el parto el bebé recibe parte de las hormonas que segrega la madre para potenciar la movilidad de los huesos de la pelvis, y esto puede propiciar una movilidad anormal y pasajera en la cadera del niño.

Como elemento preventivo resulta mucho más eficaz el porteo ergonómico: llevar al bebé en un fular o una mochila, pegadito a nuestro cuerpo.

Y, ¿por qué es inútil el pañal? Porque, para que la posición de “ranita” sea eficaz, la cabeza femoral y el cótilo de la cadera (los huesos que forman la articulación de la cadera) deben estar correctamente orientados. Cuando la cápsula de la articulación (cótilo) es más grande de lo normal, o más laxa, si se mueve existe el riesgo de que se cree una zona débil por la que podría salirse la cabeza del fémur. Y, aunque pongamos tres pañales, la cadera se mueve.

 

Asesor: Dr. Enrique Puchol, jefe del Servicio de Ortopedia Infantil del Hospital La Fe de Valencia y miembro de la Sociedad Española de Ortopedia Pediátrica (SEOP) y la Asociación Española de Pediatría (AEP).

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS