Ser Padres

El truco para calmar bebés y niños que muchos padres califican de ‘infalible’

“Llévalo afuera o dale un baño”. Este método, así de simple, así de sencillo y así de natural, se ha convertido en el mejor remedio para calmar el llanto del bebé (y de niños de cualquier edad) de más padres de los que pensamos. Pero, hasta ahora, nadie lo había contado.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la profunda angustia que provoca en los padres escuchar llorar a su bebé o su hijo. Angustia que puede venir predecir una pérdida de paciencia momentánea y agobios que no acaban nunca si al niño le gusta eso de llorar.
Hace apenas unas semanas te ofrecíamos unas pautas bastante concretas para saber qué quiere o qué le pasa a tu bebé en función del tipo de llanto que emitiese (eso sí, te contábamos que tendrías que afinar mucho el oído para diferenciar uno de otro) y hoy venimos a hablar de un truco que, seguro, muchos ya practicáis y os da resultado pero en el que, hasta ahora, nadie había reparado.
Jenn Batchelor se hizo eco en su Instagram de un método que ha sido compartido por el portal The Motherhood Project en Facebook: si tu bebé o tu hijo llora, lo mejor que puedes hacer por él (y por tu tranquilidad) es darle un baño relajante o sacarlo afuera a que respire aire libre. Método infalible que consigue que se calmen al instante. No es nada que haya dicho ningún estudio científico. Jenn lo descubrió después de llamar a su madre llorando cuando la edad de su hijo todavía se medía en semanas (o en días): “no recuerdo cuántos años tenía mi hijo cuando llamé a mi madre entre lágrimas porque no podía conseguir que dejase de llorar”, cuenta. “Intenta darle un baño, sugirió ella, o llévalo afuera a tomar aire fresco”, le confesó su madre.
Esta madre empezó a poner en práctica ese truco a partir de ese momento y no ha dejado de hacerlo, aunque ese niño tiene ya nueve años y una hermana más pequeña con la que también lo practica. “Funcionó ese día y ha funcionado muchas veces desde entonces. Hemos dado baños a las 10 de la mañana, he recorrido nuestra entrada de casa con un bebé en brazos a las dos de la madrugada y hoy, a las 5 y cuarto de la tarde, cuando mis hijos se peleaban y yo estaba a punto de perder la paciencia, mandé a uno a jugar al patio trasero y metí al otro en la bañera y ahora sobrevivimos los tres esperando a que papá llegue a casa”, explica en la publicación de The Motherhood que ya ha sido compartida más de 100 mil veces.

Muchas familias afirman su eficacia

El post que comparte el truco de Jenn se ha llenado de comentarios de otras familias que afirman que este método de bañar o dar un paseo con el bebé cuando llora es totalmente efectivo. Incluso, algunas dicen que lo sigue siendo en la etapa adulta

¿Un método avalado por la ciencia?

Aunque no existe ningún estudio científico que hable sobre la eficacia de este truco, sí que podemos revisar la literatura científica que confirma los beneficios relajantes de un baño y los beneficios tranquilizantes de pasar un rato en la naturaleza.
Por ejemplo, el estudio ‘Before-bedtime passive body heating by warm showe of bath improve sleep: A systematic review and meta analysis’, publicado en la revista Sleep Medicine Reviews, afirmaba que la clave para que los niños se duerman en diez minutos es que tomen un baño o una ducha caliente entre una y dos horas antes de ir a la cama.
Por su parte, los beneficios de dar un paseo al aire libre también han sido reconocidos por la ciencia: varios estudios afirman que los niños que estudian en contacto con la naturaleza ven beneficiados, entre otros, su desarrollo cognitivo y psicológico, además de sufrir menos enfermedades.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking