Ser Padres

No te avergüences de tus estrías, son bonitas

Bajo el hashtag #loveyourlines empezamos a vivir con positivismo nuestras estrías y ahora con #glitterstretchmarks las vemos hasta bonitas.

Las estrías se producen cuando la dermis adelgaza y la epidermis se hunde debido a una rotura y pérdida parcial de fibras de colágeno y elastina en la región afectada, lo que da lugar a una pérdida de cohesión cutánea al no soportar las fuerzas de tensión de los músculos que sujetan la piel. Estas atrofias cutáneas son lesiones lineales que suelen aparecer durante el embarazo y con las subidas y bajadas bruscas de peso, y también debido al crecimiento que experimentamos durante la adolescencia.

Entre un 75 y un 95% de las gestantes acaban con alguna de estas líneas de más tras el embarazo, y la mayoría de las mujeres (y algunos hombres, también) tenemos estas marquitas sobre la piel.

Durante el embarazo las estrías aparecen debido al aumento de producción de estrógenos endógenos, lo que produce un aumento de retención hídrica y salina del propio tejido, con un incremento de volumen y de la tensión de la zona por lo que se debilita las estructuras de las fibras de colágena y elastina.

El factor de riesgo más importante para la aparición de las estrías es el estado de la dermis, por eso cuanto peor sea mayor probabilidad de aparición de estrías en la piel. Otro factor que influye es el estrés, un factor que suelen experimentar todas las embarazadas.

Existe siempre una importante predisposición genética y podemos distinguir, según la evolución de las estrías, dos fases:

Inflamatoria: estría reciente y rojiza.
Cicatricial: color blanquecino-nacarado, que va a ser el aspecto definitivo. Está blanda y deprimida.

Existen tratamientos farmacológicos y dermocosméticos y los hay más o menos eficaces, pero lo mejor es siempre prevenir su aparición, mediante una buena hidratación.

Independientemente de todo esto, y como es casi inevitable que ninguno tengamos alguna marca de éstas es mejor tomarlas con humor. Estas líneas anacaradas se han producido por la maravillosa capacidad de nuestro cuerpo de adaptarse para dar alimento y ser el hogar de un bebé que se forma. Sin embargo, para la mayoría de las mujeres las estrías suponen un motivo de vergüenza y tratan de esconderlas y disimularlas. Hemos visto campañas virales como la que surgió hace unos meses de #loveyourlines que abogaban por aceptar con naturalidad lo que todas tenemos; ahora, además nos enseñan a amarlas y a verlas bonitas a través de un nuevo movimiento que nos invita a dibujar con colores y purpurina cada una de las estrías que marcan nuestro cuerpo. Y los resultados son espectaculares.
tracking