Ser Padres

¿Cuál es el mejor momento para anunciar un embarazo en el trabajo?

No hay momento ideal, aunque es cierto que a partir del tercer mes de gestación, ya en el segundo trimestre, descienden drásticamente los riesgos de aborto prematuro.

La emoción que se siente al saber que estás embarazada, cuando es buscado o cuando no supone un contratiempo, es incomparable. No se puede explicar con palabras. Y tampoco se puede prever por mucho que te hayas imaginado tu reacción ante una buena nueva así. De hecho, también es imprevisible cómo te sentirás a continuación, y si necesitarás gritarlo a los cuatro vientos o preferirás guardártelo para ti y tu pareja en la intimidad.
Todas las reacciones posibles son comprensibles, incluida la de dudar y pensarte mucho a quién decírselo y cuándo. Este de hecho es el primer paso para tomar esta decisión, hacer un pequeño repaso repaso mental a modo de lista sobre los “elegidos” que van a saber pronto la noticia. Abuelos, padres, hermanos y amigos íntimos, ¿quizá? Es una decisión muy personal.
No lo es tanto el cuándo, ya que básicamente hay dos opciones para anunciar la noticia a la primera selección de personas cercanas, hacerlo de inmediato o una vez superado el primer trimestre. La tercera opción es retrasarlo lo máximo posible, hasta que lo adivinen incluso o ya se note demasiado como para no contarlo, pero normalmente, las ganas de contarlo hacen que esta opción sea casi residual en términos porcentuales. La mayoría de las embarazadas eligen alguna de las otras dos.

Cómo elegir la perfecta ocasión

Los pros y los contras seguro que te los imaginas, pero por si no es así, los repasamos rápidamente. Antes del tercer trimestre, no tendrás que estar aguantándote el secreto cuando les veas o hables con ellos y podrás saciar tu deseo de compartir tu futura maternidad enseguida. Pero es cierto que el primer trimestre es el más inestable en el desarrollo del embarazo, cuando más riesgo de aborto hay.
Desde este punto de vista, teniendo en cuenta que las estadísticas afirman que uno de cada tres embarazos termina en aborto espontáneo en las primeras doce semanas, lo lógico es esperar a los 120 días de embarazo para anunciarlo. Es decir, a los tres meses, fecha en la que arranca aproximadamente el segundo trimestre de la gestación.
Pero como decíamos anteriormente, no se puede hablar de “momento ideal” porque la realidad es que no lo hay. Todo depende de cuál sea vuestra prioridad, si compartir la alegría sin pensar en escenarios supuestos que no son más que conjeturas sobre el futuro, o ser prudentes y esperar por el disgusto que sería tener que comunicar una mala noticia pocas semanas de dar a vuestros seres una de las grandes alegrías de vuestra vida.
Ambas decisiones son correctas y totalmente comprensibles, así que no dudéis en ningún momento en hacer lo que verdaderamente os salga de dentro y os apetezca cuando se dé la oportunidad.
tracking