Ser Padres

Si bebés café en el embarazo, tu bebé puede ser más bajo

Un nuevo estudio acaba de descubrir que los hijos de madres que bebieron café durante el embarazo tienden a ser más bajos que el resto.

Aunque en líneas generales la mujer no tiene porqué cambiar su alimentación drásticamente cuando se entera de que está embarazada, sí que hay una lista de alimentos que están prohibidos durante el tiempo que dure la gestación. Con otros, sin embargo, hay poco consenso. Es el caso del café. ¿Se puede beber café durante el embarazo?
Mujer embarazada bebiendo café

Mujer embarazada bebiendo caféSosiukin

Aunque varios estudios demuestran que beberlo en pequeñas cantidades no tendría porqué afectar de manera negativa a la futura mamá o al futuro bebé, una nueva investigación demuestra lo contrario. Y es que, de acuerdo a un reciente estudio publicado en la revista JAMA Network Open, beber café durante el embarazo (aunque sean cantidades muy pequeñas) podría afectar a la talla del niño, que sería más pequeña.

¿Beber café en el embarazo hará que tu bebé sea más bajo?

El estudio mencionado tuvo en cuenta a varias mujeres que tomaron unas cantidades mínimas de cafeína. Y, sin embargo, aún dentro de la cantidad recomendada para las embarazadas, los autores encontraron que sus hijos eran ligeramente más bajos que los niños de mujeres que no consumieron nada de cafeína durante la gestación. De hecho, de acuerdo a los resultados de la investigación, es algo que sigue afectando a largo plazo, pues en las edades comprendidas entre los 4 y los 8 años los niños seguían siendo más pequeños.
Para llegar a esta conclusión, los investigadores recopilaron muestras de plasmas de mujeres durante su primer trimestre de embarazo a fin de poder determinar exactamente qué cantidad de cafeína habían consumido. De media, las mujeres analizadas consumieron menos de 50 mg al día de esta sustancia.
Sin embargo, no se conformaron con eso. Continuaron acompañando a los hijos de esas mujeres durante sus ocho primeros años de vida, a fin de poder descubrir cómo había influido esa ingesta mínima de cafeína de sus madres en ellos. Los autores se dieron cuenta de que esa diferencia de estatura empezó a hacerse notar a partir de los 20 meses de edad y continuaba a partir de ese momento hasta que, a los siete años, la diferencia de altura entre niños de madres que habían consumido cafeína durante el primer trimestre y los que no era, de media, de 1,5 cm menos. A los ocho la diferencia de estatura aumentaba hasta los 2,3 cm entre unos y otros.
Aunque las causas no están del todo claras, la investigación se decanta por una razón: la cafeína hace que los vasos sanguíneos del útero y de la placenta se contraigan y, por ende, pueden poner en jaque el abastecimiento de sangre, retardando el crecimiento del feto.
“Nuestros hallazgos sugieren que incluso la baja ingestión de cafeína durante el embarazo puede tener efectos a largo plazo en el crecimiento de los niños”, afirman los autores. Eso sí, hacen hincapié en algo: “Nos gustaría especificar que las diferencias de estatura que observamos son pequeñas, por lo que se necesitan más investigaciones para determinar si esto tiene alguna consecuencia sobre la salud de estos niños”. 

¿Qué cantidad de café está recomendada durante el embarazo?

Aunque los resultados de esta investigación dejan claro que es mejor no tomar nada de cafeína durante el embarazo, otros estudios científicos sí han determinado una ingesta máxima de cafeína segura durante la gestación: 200 miligramos al día.
En tazas de café, esta cantidad corresponde con dos tazas de café solo. 
tracking