Dejar de fumar y hacer dieta

¿Es posible dejar de fumar y hacer dieta a la vez?

Dejar de fumar y la ansiedad de comer van, casi siempre, de la mano. Pero, te demostramos cómo dejar de fumar y hacer dieta sí es posible si sigues unas normas muy básicas.

También te puede interesar: Una solución para dejar de fumar
Dejar de fumar y hacer dieta

Uno de los propósitos más comunes de Año Nuevo es dejar de fumar y, además, bajar los kilos que se han cogido en Navidad. Y una de las dudas eternas es si estos dos propósitos se pueden llevar a cabo a la vez. ¿Hay alguna posibilidad?

Lo cierto es que la tarea de fumar es la responsable del 85% de los cánceres de pulmón actuales, del 75% de las bronquitis crónicas y del 25% de las cardiopatías isquémicas. Lo cierto es que dejar de fumar lleva consigo ciertos miedos, como coger ciertos kilos de más asociados a la ansiedad de intentar dejarlo.

Esta ansiedad, muchas veces suele ir acompañada de una ingesta calórica. El problema llega porque esta ingesta rara vez va dirigida hacia alimentos saludables. Uno de los pasos más importantes es saber saciarla. ¿Cómo? Intentando consumir comida saludable cuando llegue.

Además, combinar esta alimentación con un poco de ejercicio será un paso más para conseguir dejar este mal hábito sin notar las consecuencias.

Para que todo esto sea más sencillos, te ayudamos con unas claves muy fáciles de llevar a cabo y que, seguro, harán más por tu salud de lo que te imaginas.

Claves para dejar de fumar y hacer dieta sin morir en el intento

  1. ¿Te has planteado acudir a terapia donde te ayuden a superar esta ansiedad? La acupuntura, normalmente, va muy bien para conseguirlo.
  2. Lávate los dientes justo después de cada comida (cuando más apetece fumarse un cigarro). Así lo evitarás porque te sabrá mal.
  3. Cambia rutinas. El cigarro de la mañana por lavarte los dientes, el de después de comer por una pequeña caminata y el de después de cenar por una saludable manzana. Serán hábitos que, además, caminarán contigo una vez conseguido el objetivo de dejar de fumar.
  4. Someterse a una sesión de ejercicio intenso puede ser más saludable de lo que crees. Te ayudará a ver cómo está verdaderamente  tu organismo por culpa de los cigarros y será una gota más de fuerza de voluntad para conseguir dejarlo.

Por supuesto, a parte de todas estas sencillas claves, no olvides llevar siempre contigo la fuerza de voluntad y, seguro que así, las propuestas eternas de Año Nuevo serán una realidad en muy poco tiempo.

Etiquetas: dieta, dieta mediterránea, dieta sana, fumar embarazo, hábitos saludables, salud

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS