Hombres y embarazo

Síndrome de Couvade: síntomas de embarazo en el padre

¿Estás embarazada y el padre de tu futuro hijo tiene náuseas, está engordando y le apetece comer pepinillos a media noche igual que a ti? No te está tomando el pelo. Algunos hombres sienten los síntomas del embarazo.

Síndrome de Couvade: síntomas de embarazo en el padre

La nueva forma de vivir la paternidad no solo está modificando la logística familiar. También tiene mucho que ver en que algunos hombres experimenten determinados cambios biológicos solidarizándose, aunque sea inconscientemente, con sus parejas.

Los científicos han descubierto un nuevo síndrome, el síndrome de Couvade, que afecta a algunos padres primerizos durante la gestación y que se manifiesta con la aparición de síntomas muy similares a los del embarazo.

No es solo psicológico

En contra de lo que se creía hasta hace unos años, no se trata de un efecto psicosomático sino real, ya que puede provocar cambios en los niveles de testosterona del hombre, así como altos niveles de prolactina (la hormona que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias). Por esto, es un trastorno como el embarazo psicológico, pues los dos son problemas en la mente que provocan cambios fisiológicos.

 

¿Qué síntomas experimenta un hombre con síndrome de Couvade?

Los hombres que “sienten” el embarazo de su pareja mimetizan los síntomas habituales de la mujer embarazada. Por lo general, los efectos comienzan en el primer trimestre de embarazo y terminan con el parto, cuando nace el bebé.

Estos son algunos de los síntomas más frecuentes: náuseas, vómitos, cambios de humor, antojos, aumento de peso, cansancio, tensión baja, calambres en las piernas,repulsión por olores y comidas e incluso dolores abdominales similares a las contracciones de la embarazada. ¿Te suenan?

Son cambios que no se consideran graves porque no suponen ningún peligro para la salud del papá, aunque sí pueden llegar a ser bastante molestos.

¿A qué hombres afecta este síndrome?

El síndrome de Couvade suele aparecer en las parejas más cariñosas. Y en la mayoría de los casos, esos hombres se implican luego mucho en el cuidado de los hijos y son buenos padres.

Los motivos pueden ser varios: Los cambios hormonales de la mujer pueden afectar a las hormonas del hombre; el exceso de empatía con la futura madre también hace que sientan que están embarazados, de manera que quieran compartir la carga de estar creando una vida o simplemente es el deseo de participar en eso; la ansiedad por el qué pasará produce una bajada de testosterona, lo que también podría ser un causante del síntoma, y los celos por sentir al bebé dentro de la madre, o celos simplemente del bebé, podrían ser los que lo provocasen.

Aunque puede llegar a ser bastante molesto, el síndrome de Couvade no presenta ningún peligro para los hombres que lo sufren. Si tú o tu pareja estáis pasando por un episodio de este trastorno, recuerda que contactar con un profesional de la salud mental puede ayudaros a superar esta etapa con muchas menos dificultades.

Depende de los estudios, se habla de que entre el 10 y el 65 % de los hombres que van a tener un hijo sufre estos síntomas.

¿Por qué se llama así?

El síndrome de Couvade se llama así por la palabra francesa 'couver', que significa incubar o criar.

 

CONTINÚA LEYENDO