Ser Padres

Diademas, gomas y otros accesorios para el pelo para peques

En cuestión de estética, para gustos están los colores, pero hay determinados detalles que pueden marcar la diferencia a nivel práctico, de ahí que se deban tener en cuenta para elegir bien qué producto utilizar en cada contexto para retirar el cabello de la cara de los peques.

Los accesorios del pelo para los niños se pueden emplear de dos formas: dando prioridad a la estética, en cuyo caso suele predominar el gusto de los padres hasta que aflora la personalidad de los peques, o desde un punto de vista práctico y cómodo para ellos.
A medida que el pelo crece, ambas se combinan e incluso la segunda pasa a ser dominante sobre la primera, que es típica de la fase bebé, donde realmente no necesitan llevar nada en el pelo. No está de más, eso sí, que de vez en cuando les pongáis alguna cosa siempre y cuando no sea molesta para que se acostumbren porque es probable que, de lo contrario, cuando lo tengan que llevar por necesidad, no lo acepten, y se lo quiten inmediatamente o incluso se enfaden por ponérselo.
Esto suele ocurrir cuando, como ya hemos dicho, los accesorios para el pelo se convierten en necesidad, que básicamente es a partir del momento en el cual el cabello va creciendo. Si se quiere dejar más bien larguito, lo cual pasa en un porcentaje amplio con las niñas, se convierte casi en un accesorio obligatorio ponerle algo que impida al pelo incomodar la visión. Podéis decantaros indistintamente por las diademas, las cintas, las horquillas, los broches o las gomas para recogerlo, pero algo tenéis que utilizar.
Gomas de pelo de H&M

Gomas de pelo de H&MGomas de pelo de H&M

No se trata de dar lecciones de estilo, pero sí de puntualizar pequeños detalles prácticos que marcan la diferencia entre unos u otros accesorios. Las gomas, por ejemplo, deben ser cómodas, que ajusten pero no aprieten muchísimo la coleta, especialmente cuando son muy pequeños, porque les molestará al quitársela, y si el pelo es finito, es posible que os llevéis incluso algún mechón pequeño. Además, si la van a usar durante muchas horas, les puede generar molestias en la zona e incluso dolor de cabeza. Hay gomas más elásticas que son mucho más recomendables.
Horquillas para el pelo de Zara

Horquillas para el pelo de ZaraHorquillas para el pelo de Zara

Un error similar se comete con las diademas, sobre todo al prepararse para ir al cole. Es verdad que los modelos rígidos y estrechos sujetan de maravilla el pelo y lo retiran de la cara con una eficacia casi militar, pero no es menos cierto que con el paso de las horas aprietan mucho, por lo que llegan a generar dolor de cabeza. Por eso, hay que elegir bien el contexto en el que se usan y dar prioridad a las cintas cuando se trata de usos prolongados en el tiempo.
Además, las diademas rígidas no siempre se adaptan bien a un rostro con gafas porque pueden chocar con las patillas y generar molestias extras en la zona posterior de las orejas.
Son un buen recurso los broches y las horquillas precisamente porque no someten a la cabeza a la presión del resto de accesorios. Por ello, son la alternativa ideal en cabellos que están en proceso de crecimiento. Cuando se trata de retirar el flequillo de la frente o el pelo de las orejas, son supereficaces y pueden aguantar horas cumpliendo su objetivo. En melenas, su eficacia baja bastante y suelen ser accesorios secundarios, que complementan a una goma para coleta o una diadema, pero sigue siendo muy interesante utilizarlas de forma combinada, por lo menos para no repetir siempre con los mismos productos para el cabello.
Además, hay horquillas y broches de distintos tamaños, por lo que es cuestión de buscar en el mercado aquellas que puedan fijar una cantidad de pelo más grande, de modo que sí puedan actuar con eficacia en pelos más largos o densos.
tracking