Ser Padres

Champús para cuidar el cabello de tus hijos

Igual que se le da importancia al cepillo de dientes, la pasta, o la ergonomía del calzado para proteger la salud de los niños, es necesario hacer lo propio con el producto que más tiempo está en contacto con su pelo.

Como es natural, una de las cosas que más nos preocupa a papá y mamá del mundo es la salud de sus hijos. Es un factor que no se puede tener totalmente bajo control, de ahí que genere tanto respeto, pero sí se puede trabajar en favor de su protección y de la prevención. Aunque la mayoría de los padres lo hacen en general inculcando buenos hábitos a sus pequeños, como ocurre por ejemplo con la alimentación o la higiene bucal, hay detalles que todavía se pasan por alto sin caer en la cuenta de que también están relacionados con la salud. El cuidado del cabello es uno de los mejores ejemplos.
Es curioso que cuando son bebés se preste tanta atención a qué productos se compran para su piel o su pelo, y cuando empiezan los niños a crecer muchos padres se olvidan de seguir haciéndolo. Seguramente influye el hecho de que ya no se les vea tan vulnerables, pero no porque sean seres más autónomos y maduros deja de ser necesario que cuiden aspectos de su cuerpo como el pelo.
Puede que también sea una causa de esta dejadez que adoptan al respecto muchas familias la cantidad inabarcable de champús que hay en el mercado. Es fácil volverse loco mirando las etiquetas y es completamente comprensible que se tire la toalla antes de leer la segunda línea de los muchos mensajes, excesivos en la mayoría de casos, que los botes de este tipo de productos emiten.
Pero por mucho que te cueste informarte sobre su composición, la salud del pelo de tu hijo (ocurre igual con el tuyo propio) depende en buena medida de que se utilice un producto base adecuado para su limpieza. Y es que por mucho que se adopten otros hábitos positivos para cuidar el cabello desde que este es joven, si lo que más entra en contacto con él, agua aparte, no lo protege, todo lo demás no tiene sentido.
Afortunadamente, existen distintas alternativas excelentes, como las que hemos seleccionado, que garantizan una correcta higiene capilar infantil sin necesidad de agredir al pelo del pequeño para conseguirlo.
tracking