Ser Padres

Mi hijo lanza objetos y no hace caso cuando le regañamos: ¿cómo evitarlo?

Sí, puede ser desesperante. Pero también debes pensar en algo: es una señal de que tu peque está creciendo adecuadamente. Seguro que te puedes sentir algo identificado si hablamos de los niños y su increíble necesidad de lanzar objetos. Y es que, aunque no sepa lo que es la gravedad, sí que puede observar sus consecuencias, y eso es parte de su desarrollo.

Arrojar por el suelo no solo sus juguetes sino todo lo que pase por sus manos será la actividad que le resultará enormemente tentadora a los niños de entre un año y medio y tres. ¿Por qué? Porque en este momento de su desarrollo ya son capaces de abrir y cerrar los dedos además de tener una buena coordinación entre la vista y las manos. Y claro… ¿Por qué no practicar esta increíble capacidad?

¿Cómo evitar que lance objetos?

Fuente: Pexels

niñoFuente: Pexels

Para empezar, a menos que sea algo grave que tenga el riesgo de hacer daño a alguien o de que se le ocurra lanzar objetos peligrosos, la solución no estará en castigar a tu hijo, sino más bien en buscar ponerle límites intentando controlar lo que lanza y cómo lo lanza. Para ello, ten en cuenta estas sugerencias:
Hazle saber lo que puede lanzar. Es bastante más probable que tu hijo aprenda que hay cosas que no puede tirar por los aires si le enseñas que hay objetos que sí que permiten hacer eso con ellos. Un ejemplo clásico son las pelotas blandas, con las que reducirás el riesgo de accidentes y además se divertirán enormemente. Otra alternativa por la que puedes optar son los juegos precisamente “para lanzar”, los que tienen el objetivo de encestar o tirar cosas en el lugar o momento adecuado.
Si le quieres hacer ver que hay otro tipo de cosas que sí que puede lanzar, dad una vuelta por casa y lanzad los papeles a la basura, los muñecos al baúl o los calcetines al cesto de ropa sucia, por ejemplo.
No le dejes que lo haga con violencia. Este punto es importante: si percibes que tu hijo a menudo tiene en mente hacer daño a otros niños lanzándoles algún objeto, lo mejor que puedes hacer es retirarlo a un lado y decirle firmemente algo como: “Eso no se hace, eso duele”. La clave estará en que el peque tenga un momento de reflexión de unos 30 segundos más o menos. Enséñale también que si está molesto con alguien debe solucionarlo utilizando las palabras.
Recoged los objetos juntos. Si tu hijo ha estado lanzando cosas, no le ordenes que recoja todo por su lado, según la edad esto puede resultarle abrumador. Lo que puedes hacer es ponerte a su altura y decirle cosas como: “¡A ver cuánto tiempo tardamos en recoger juntos los juguetes!”, o “¿Me ayudas a guardar todos los bloques?”.
Come junto a tu hijo. Si lanza objeto, ni qué decir tiene lo atractivo que será para el peque lanzar la comida… Claro que, eso te hará menos gracia aún que si fuera un juguete. Si te sientas junto a él mientras come será un acto que tendrá multitud de ventajas: podrás sujetar su plato en caso de que lo quiera lanzar, decirle que “no” cuando intente hacerlo y, por otro lado, siempre será buena esta hora para conversar con él y mejorar sus habilidades comunicativas. Asimismo, un buen consejo es que no utilices una vajilla muy frágil, lo mejor será usar platos para bebés.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking