Ser Padres

Ideas para mejorar el razonamiento deductivo de los niños

Es fundamental ayudar a los niños a potenciar su razonamiento deductivo, tanto para su presente como para su futuro. Mira aquí algunas ideas muy fáciles, pero efectivas para ello.

El razonamiento deductivo es esencial en nuestra vida, y potenciarlo en los niños desde su infancia es lo mejor que podemos hacer. Veamos algunas ideas de actividades sencillas, pero muy educativas y perfectas para ello.
Estimular este tipo de razonamiento ayuda a los más pequeños de la casa a tener una mayor comprensión, a saber resolver mejor sus problemas y a que su aprendizaje sea mucho más rápido. Por eso, no está de más que desde su niñez les ayudemos a mejorar en este aspecto.
Prueba a estimular el razonamiento deductivo y el pensamiento lógico de los niños con estas sencillas actividades:

Hacer asociaciones de elementos

Nada mejor para practicar la asociación que precisamente asociar cosas. Para ello, solo necesitas objetos que tengan una característica común y dejar que los niños la descubran.
Por ejemplo, una buena idea es colocar cajas de cartón con cartulinas de colores (rojo, amarillo, azul y verde) en un lado de una habitación. En el otro extremo, colocar cajas también, pero esta vez con objetos de colores. Los niños deberán ir cogiendo objetos de una caja y colocarlos en la correspondiente según el color adecuado.
También se puede hacer con otras cosas, por ejemplo, caramelos de colores, bolitas, pompones o piezas de Lego.

Colocar objetos en su sitio

Una variante parecida a la actividad anterior, es poner en una caja diferentes objetos de la casa, por ejemplo, un tenedor, una esponja, una naranja, una almohada…
El objetivo será que los niños se vayan moviendo por las distintas habitaciones asociando a qué espacio le pertenece cada objeto. Es decir, que lleven el tenedor a la cocina o la almohada a su dormitorio.

Completar sudokus

Fuente: iStock

niñaFuente: iStock

Se trata de un juego de toda la vida, pero sin duda, un pasatiempo que ayuda a potenciar el razonamiento deductivo. Puedes comprar libros de pasatiempos de este famoso rompecabezas o buscarlos en Internet y elegir los que más te gusten. Lo bueno es que se pueden escoger entre distintos niveles de dificultad y adaptarlos a la edad y madurez de los niños.

Montar puzles

Al igual que los sudokus, los puzzles, además de ser divertidos, también potencian la capacidad deductiva de los más pequeños.  Y al igual que los otros pasatiempos, se pueden adaptar según la edad.
Otra idea puede ser intentar fabricar un puzzle personalizado. Se puede imprimir una foto en tamaño grande y recortarla en diferentes figuras. Seguro que al peque le encanta ir descubriendo poco a poco la imagen que va apareciendo.

Jugar al ajedrez

Es una actividad de siempre, pero una de las mejores para trabajar el razonamiento deductivo. Cuando un niño juega al ajedrez, mejora su atención, su memoria, su concentración y su capacidad para resolver problemas, entre otros.

Replicar el dibujo con fichas

Fuente: iStock

bloquesFuente: iStock

Puedes crear un juego tú mismo para practicar el razonamiento deductivo muy fácil. Se trata de dibujar en unas cartulinas series de colores diferentes. El objetivo es que el peque según vaya cogiendo cartulinas, replique la figura con piezas de Lego o bloques de construcción siguiendo lo que señala el dibujo. Se puede ir incrementando el nivel y se pueden hacer tantas como quieras.
Una variante que también funciona es hacer series con pegatinas y dejar que el niño replique la misma serie al lado.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking