Educación

Los hijos menores son más conflictivos que sus hermanos mayores

Parece que un estudio confirma “la maldición del segundo hijo”, afirman que los hijos menores son más conflictivos y tienen más posibilidades de suspender, acabar en la cárcel o ser delincuentes juveniles.

También te puede interesar: Los hijos mayores tienen mayor cociente intelectual que los hermanos que los siguen
padre con dos hijos en los brazos

¿Existen diferencias en la personalidad de los niños en función de su orden de nacimiento? Diversos estudios afirman que los primogénitos son más inteligentes que los hermanos que los siguen y, ahora, según otro extenso estudio de Joseph Doyle, economista del MIT, se asegura que los hijos que nacen en segunda posición son más problemáticos que sus hermanos mayores.

Este estudio, aun siendo extenso, se ha centrado únicamente en dos poblaciones: Dinamarca y Florida. Además, solo ha sido objeto de análisis el género masculino, es decir, no se han incluido niñas en la muestra de estudio, por lo que, aunque entendemos la validez de este análisis, creemos que quedan muchos estudios por realizarse para poder terminar de confirmar esta teoría. 

Dicho esto, sí se encontraron porcentajes mayores de conflictividad en los hijos nacidos en segunda posición frente a sus hermanos mayores. Estos niños son del orden de un 20 a un 40% más propensos a ser expulsados del colegio, a cometer delitos durante su adolescencia y a tener problemas con la justicia, si los comparamos con el resto de sus hermanos, especialmente con los mayores.

Esto no significa que todos los hermanos menores vayan a, obligatoriamente, tener problemas de cara a un futuro pero sí se observa una tendencia mayor a la conflictividad que los hijos primogénitos.

¿Por qué los hijos menores son más conflictivos?

El estudio sugiere que el hecho de que los segundos hijos sean más conflictivos que sus predecesores se debe a la falta de atención parental en su educación y desarrollo. Es decir, no es que los padres no se preocupen por sus hijos, sino que cuando estos son primerizos prestan más atención y cuando llega el segundo su vigilancia se reduce, por lo que no invierten tanto tiempo en su estimulación, motivación y desarrollo.

Además, señalan que las personas de referencia que tienen los niños en casa también influye en este factor de peligro. Los hijos mayores tienen roles de referencia adultos (los padres), pero los hijos segundos tienen de rol de referencia un hermano mayor que es un niño con todo lo que eso incluye: rabietas, egoísmo, competitividad… Para el experto Doyle supone complicado separar estos dos factores de influencia: la falta de atención parental y el rol de referencia infantil, porque se suceden simultáneamente.

Conviene recordar que este estudio pinta una imagen muy amplia de la realidad. No todas las familias se enfrentarán a este fenómeno y, obviamente, ser el segundo no significa necesariamente que se enfrenten a estas dificultades en la vida. Siempre existen excepciones y, además, deberían de analizarse más profundamente otras sociedades y culturas para llegar a conclusiones categóricas. Sin embargo, sí que nos ayuda a poner el foco en el papel que como padres tenemos que ejercer con nuestros pequeños, de esta manera podemos ser más conscientes de la necesidad de mantener la vigilancia con todos los de nuestros hijos y no tratarlos diferente en ese sentido, ya que sí se observa que esto tiene un impacto de diferencia entre ambos hijos.

Etiquetas: agobios de padres, cómo educar hijos, familia

Oferta exclusiva

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS