Ser Padres

Las dudas más frecuentes que recibo como ginecóloga en consulta sobre las cesáreas

Es normal que el parto cause muchas dudas en las mamás. Y las cesáreas también son motivo de temor. Resolvemos algunas de las dudas más comunes. 

Las dudas más frecuentes que recibo como ginecóloga en consulta sobre las cesáreas (Paula Soriano)
Pensar en una posible cesárea genera ansiedad en muchas embarazadas y les surgen muchas dudas sobre el proceso. Conocer en qué consiste la cesárea os ayudará a afrontarla con mayor tranquilidad y, para ello, es necesario aclarar cualquier tipo de duda que pueda surgir. Esto, además, ayudará también a reducir el miedo a que pueda suceder.
Las dudas más frecuentes que recibo como ginecóloga en consulta sobre las cesáreas

Istock

Preguntas y respuestas sobre cesáreas que debes conocer

Os resuelvo algunas de las dudas más frecuentes que recibo en consulta por parte de las embarazadas y que tienen que ver con una posible cesárea (que no siempre llega a producirse):
  • ¿Durante la cesárea estoy dormida? En la cesárea la mamá está despierta y verá nacer a su bebé. La anestesia que se administra es raquídea. En todo momento la mamá está consciente, pero no debe sentir dolor.
  • ¿Podré realizar el piel con piel con mi bebé? Si tanto el bebé como la mamá se encuentran bien y no hay ninguna contraindicación, pueden practicar piel con piel, e incluso iniciar lactancia con ayuda de su acompañante o de las auxiliares durante la intervención.
  • ¿La mamá y el bebé se separan tras la cesárea? Siempre que sea posible, no deberían separarse durante las primeras horas. Y cada vez con más frecuencia, los hospitales adaptan sus protocolos para que esto sea posible.
  • ¿Tengo que estar sola durante la cesárea? La mamá debería estar acompañada por la persona que ella decida. El momento del nacimiento de un hijo es único, y al igual que en un parto vaginal, la mujer debería estar acompañada por la persona que ella decida. Ayudará en el piel con piel, en la vivencia positiva del momento de la cesárea y ayudará a que esté más relajada. Es una parte importante del proceso de humanización de las cesáreas.
  • ¿Tendré más problemas para poder dar el pecho? Se tiene la falsa creencia de que la lactancia va a ser más dificultosa y va a tener más problemas para la “subida de la leche”. Si el bebé y la mamá están juntos, piel con piel, y se inicia pronto la lactancia, no habría mayor problema que con un parto.
  • ¿Mi recuperación va a ser peor que con un parto? La recuperación va a ser más molesta pues es una cirugía mayor. Pero nuestra labor como profesionales es que estéis lo mejor posible.
  • ¿Qué pasa si quiero elegir una cesárea electiva? Si una mujer desea una cesárea electiva, está en su pleno derecho a solicitarla. Cada mujer debe tener la libertad, una vez informada adecuadamente de los riesgos, de decidir el modo de finalización de su embarazo, y no debemos juzgarla.
Espero que estas aclaraciones os ayuden. Debemos tratar de conseguir que la mujer pierda el miedo a la cesárea, lo asuma como un procedimiento más para recibir a su bebé, y tenga una vivencia positiva de este proceso.
tracking