Ser Padres

Lactancia: 10 preguntas y respuestas

¿Cómo lograr que el bebé se enganche pronto? ¿Cómo saber si me ha subido la leche? ¿Se pueden evitar las grietas? ¿Cómo conseguir que no tenga dolor de espalda al dar de mamar? Estas y otras respuestas trataremos de orientarte.

La lactancia es el mejor alimento para tu bebé.  Dar el pecho es una experiencia maravillosa tanto para la madre como para el bebé, pero a la vez es uno de los temas que más preocupa a la mujer al convertirse en madre. ¿Seré capaz de amamantar a mi bebé? ¿Tendré suficiente leche? ¿Dolerá? Tratamos de contestar las dudas más habituales sobre lactancia.
Algunas mujeres ya desde el embarazo, y todas cuando nace el bebé, producen calostro, un líquido amarillento con alto contenido de proteínas y otros nutrientes que constituyen el mejor alimento para el bebé en sus primeros días. Las proteínas del calostro contienen grandes cantidades de anticuerpos que defienden al bebé de muchas enfermedades. Además tiene un efecto laxante y le ayuda a eliminar el meconio.
Recomendaciones de la OMS
La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y, a partir de ese momento, introducir progresivamente otros alimentos, manteniendo preferiblemente la lactancia hasta los dos años o más. Hay que tener en cuenta que muchas mujeres deciden no dar el pecho, porque no quieren o no pueden, y todas las opciones deben ser respetadas.
Dudas y mitos
Es fundamental tener en cuenta que entorno a la lactancia materna hay muchas dudas y también infinidad de mitos tan extendidos que pasan a ser considerados recomendaciones ciertas, aunque no sea así. Esto sucede, por ejemplo, con la teoría popular que afirma que la producción de leche materna se corta si la madre se asusta. Tal y como afirma la experta Alba Padró, consultora de lactancia materna, en su libro ‘Somos la leche’, “observamos que un episodio repentino puede bloquear temporalmente la salida de la leche, evitando así dejar rastro cuando se produce una situación de peligro, pero es durante unas horas y cuando todo se calma, la leche volverá a fluir”. 
Otra duda que acaba convirtiéndose en mito extendido es si el tamaño del pecho influye en la capacidad de producir leche o no. Un argumento muy popular es que el pecho pequeño da poca leche, pero no es cierto: la producción de leche no está relacionada con el tamaño o la forma del pecho. Desde la Asociación Española de Pediatría afirman que “las mamas están compuestas de tejido glandular (donde se produce la leche), tejido graso y tejido conectivo de soporte. El tamaño de la mama no influye en su capacidad de producir leche, ya que depende más de la cantidad de grasa, que del tejido glandular.”.
A continuación, damos respuesta a las dudas más frecuentes sobre la lactancia.

Soy periodista y madre de una niña y un niño. Si algo he aprendido con ellos, es que me queda mucho por aprender. Soy una asturiana por el mundo, que vive en Madrid. Me gusta viajar, lo nuevo, los museos, salir y entrar...Trataré de mostrar todo lo que me inspira, ayuda y divierte.

tracking