Precio

¿Cuánto cuesta un test de embarazo?

Una prueba clásica, como las que todos tenemos en mente, puede costar entre cinco y diez euros, aunque también hay tests digitales que son un poquito más caros.

Precisamente hablamos de los test de embarazo en un tema reciente que le dedicamos a la famosa prueba de la rana, una alternativa muy utilizada en los años 60 del siglo pasado para confirmar o descartar si una mujer estaba esperando un bebé. En dicho texto recalcamos el tremendo impacto que supuso la irrupción de una prueba tan fiable como el test que hoy en día se puede adquirir en cualquier farmacia a un precio razonable. 

Estas pruebas, que tienen una fiabilidad del 99% ni más ni menos, están disponibles en cualquier farmacia, y su fabricación está diversificada entre distintos laboratorios, sin que ello afecte al porcentaje de acierto de sus predicciones, que es prácticamente infalible. 

Para conseguirlo, lo que hacen estos test es detectar la cantidad de hormona gonadotropina coriónica hCG, más conocida como hormona hCG a secas, en la orina de la mujer mediante una prueba exprés que consiste simplemente en que el test entre en contacto con una muestra de dicha orina. El por qué se centra en esta hormona se explica por el hecho de que la hCG es la encargada de segregar progesterona y estrógenos al comienzo de la gestación con el fin de formar la placenta, de ahí que sea una prueba irrefutable de embarazo si el organismo ha aumentado su producción de forma reseñable. 

Cuando el test no da positivo, no significa que no exista el embarazo, sino que el nivel de la hormona examinada no es suficiente para confirmar si el embarazo existe o no. A veces también ocurren que simplemente sea nula la prueba por algún tipo de error cometido al hacerla. En cualquier caso, dado que los nervios del momento pueden jugar malas pasadas y que la hormona hCG aumenta su su nivel muy rápido en los primeros días de la gestación, conviene repetir la prueba a los tres o cuatro días de haberla hecho por primera vez.

El precio del test

Afortunadamente, el precio de los test lo permite porque es económico en líneas generales. Puede variar dependiendo del fabricante, pero se mueve en una horquilla que va de los 5 a los 10 euros. Merece la pena teniendo en cuenta su fiabilidad y la rapidez con la que da el resultado, de uno a tres minutos. 

Más allá de los test tradicionales, los de las famosas “rayitas” que dan la noticia correspondiente, hay también test de embarazo digitales que ofrecen menos dudas en la forma de transmitir los resultados. Su precio ronda los 10 euros, pero también es posible encontrar algunos que valgan alrededor de 16 euros si tienen una especie de ventana en la que ofrecen el resultado del test. 

La prueba de máxima fiabilidad es el análisis de sangre, pero dado el precio de los test de embarazo en farmacias y su nivel de acierto, es aconsejable que esta sea la primera opción para saber si estás embarazada.

Continúa leyendo