Embarazo

¿Tener sexo de pie dificulta el embarazo?

Seguro que alguna vez has escuchado eso de que mantener relaciones sexuales de pie disminuye el riesgo de embarazo, es decir, dificulta el embarazo. ¿Qué hay de cierto en esta creencia tan extendida?

pareja de pie
foto istock

La teoría de que mantener relaciones sexuales de pie dificulta el embarazo está muy extendida, tanto entre los que quieren evitar el embarazo como entre los que están buscándolo y evitan esta postura para tener más posibilidades de éxito. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en esta creencia?

Posturas para lograr el embarazo

Muchas parejas, a la hora de buscar el embarazo, tienen sexo en posturas concretas porque se asocian con una mayor fertilidad o posibilidades de éxito, sin embargo, esto no es cierto. La realidad es que no hay ninguna evidencia científica que sostenga que haya posturas sexuales que faciliten o dificulten la concepción. Se trata solamente de un mito.

Para tener más posibilidades de lograr el embarazo lo que sí es efectivo es tener en cuenta los días fértiles a la hora de tener sexo, pero eso sí, los expertos recomiendan no planificar o programar demasiado los encuentros íntimos, ya que muchas veces esto puede generar un estrés o un rechazo que dificulta el embarazo. Y, en cuanto a la postura, buscar la que sea más cómoda y placentera para ambos debe ser el objetivo prioritario.

Obsesionarse con determinadas posturas para lograr la gestación puede acabar convirtiéndose en un problema para la pareja, que empieza a vivir la sexualidad como una imposición o como un acto lleno de condiciones o pautas que acaban limitando el deseo. También hay que tener en cuenta el hallazgo que explicamos en nuestro artículo "Los óvulos son los que eligen el esperma: puede que no les guste tu pareja", por lo que hay factores condicionantes mucho más importantes que la postura elegida para realizar el acto sexual.

Sexo de pie y embarazo

Pensar que al tener sexo de pie es más difícil que se produzca el embarazo no tiene explicación científica, ya que la fecundación se produce cuando los espermatozoides llegan al óvulo y eso puede ocurrir del mismo modo en cualquier postura.

Del mismo modo que se piensa que las relaciones sexuales estando de pie hacen que sea más difícil el embarazo, se tiende a pensar que la posición del misionero lo facilita, sin embargo, esto, como ya explicamos en nuestro artículo "La postura del misionero facilita el embarazo: ¿verdad o mito?" tampoco es cierto.

Por tanto, no hay posturas que favorezcan más el embarazo ni posturas que lo dificulten más, por lo que es más práctico estar pendientes del cuándo se tienen relaciones más que del cómo y, si lo que se pretende es evitar el embarazo, evidentemente recurrir a los métodos anticonceptivos es la manera más fiable, desde luego, mucho más que arriesgar el físico practicando posturas de contorsionista que en nada garantizan que se pueda evitar el embarazo...

¿De dónde viene esta teoría?

La teoría de que tener sexo de pie hace más difícil la concepción viene de la sabiduría popular y el boca a boca y la explicación que se da es que al estar de pie, por la fuerza de la gravedad, los espermatozoides no pueden "subir" hacia las trompas de Falopio, pero como ya hemos indicado no hay ninguna evidencia científica que lo respalde.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo