Ropa del recién nacido

¿Cómo vestir a un bebé de 0 a 3 meses?

Seguramente estés en ese punto en el que no sabes por donde empezar, pero sabes que algo de ropita tienes que comprar a tu niño. El problema es que no quieres excederte ni acabar comprando cosas que no llegue a usar. Mira aquí las prendas más esenciales que utilizará el bebé en sus primeros 3 meses y algunos consejos para cuando vayas a hacer las compras.

Si está apunto de nacer un nuevo pequeñín (o si incluso ya ha llegado al mundo) te estarás planteando cómo debes vestirlo, y es que será una de sus necesidades más primarias

Has visto tiendas especializadas en recién nacidos y, o no entiendes nada, o bien, no sabes por dónde empezar. Ante todo, lo primero que debes hacer es mantener la calma y lo segundo es que no comprar impulsivamente. Hay una serie de prendas que serán la mejor alternativa para vestir a tu bebé, así como existen algunas recomendaciones para tus primeras compras que pueden ayudarte en estos momentos. Veámoslo todo a continuación.

Las prendas más utilizadas

  • Bodies. Una prenda que no va a fallar, se puede utilizar para todo, tanto como ropa interior como para combinarla con pantalones, faldas o incluso para estar tal cual en casa. En el mercado encontrará todos los modelos que quieras, para todas las temporadas del año. Por comodidad opta por los bodies que se abrochen delante en la zona del pañal. Recuerda que el bebé crecerá rápido, compra poco a poco.
  • Pijamas. Sabemos que los bebés pasarán mucho tiempo durmiendo y por eso los pijamas serán un imprescindible. Como consejo apuesta por los que se ajusten a su cuerpo sin que les queden muy holgados y aquellos que no tengan botones, cremalleras o cualquier cosa que impida su sueño. Recuerda que serán mejor los que tengan una apertura delantera al igual que los bodies.
  • Peleles o monos. Prendas para salir a la calle bien vestiditos, pero sin dejar de ir muy cómodos. Además, al igual que las prendas anteriores, en las tiendas encontrarás muchos modelos diferentes que podrás combinar incluso con los bodies por debajo y con abrigos por encima según la época del año.
  • Conjuntos de dos piezas. Una buena opción si quieres ampliar su fondo de armario, si escoges conjuntos que puedan combinarse las partes de arriba con las de abajo entre sí podrás hacer todos los conjuntos que se te ocurran. Además, se trata de una opción muy cómoda a la hora de cambiar el pañal al bebé porque no habrá que desvestirle por completo para hacerlo.

 

Consejos para comprar ropa al bebé

  • La ropa de bebé no suele ser un tipo de prendas con el que la mayoría de personas nos familiaricemos en nuestro día a día, obviando claro, los momentos de embarazo y los primeros años de los pequeños. Por eso, si a esto le sumamos que suele ser muy llamativa y bonita, dada la circunstancia nos pueden entrar muchas ganas de comprar grandes cantidades y quizá de manera impulsiva.

Pero el resultado de esto es que al final no se le da uso ni a la mitad de esa ropa. ¿Por qué? La razón principal es que los bebés crecen muy muy rápido y enseguida se les quedará pequeña. Por eso lo mejor es ir comprando poco a poco, utilizando las prendas que sean más pequeñas y ajustadas primero o en poco tiempo el bebé no podrá usarlas nunca.

  • Lo más recomendable es que la ropa que compremos esté elaborada con tejidos naturales y orgánicos de modo que su piel esté protegida. Evita tejidos que puedan provocarle irritaciones, que sean muy gruesos o que no se adapten bien a su cuerpo.
  • Fíjate en las capuchas, cremalleras, costuras o etiquetas de las prendas que puedan generar rozaduras en su piel. Además, intenta encontrar aquellas que sean cómodas de abrochar, piensa en las veces que tendrás que cambiar al pequeño durante el día.
  • No te preocupes por no saber su talla al principio. Y es que, no es cosa fácil, porque al igual ocurre con los fabricantes de ropa de adultos cada uno acaba utilizando un tallaje diferente. Eso sí, poco a poco te irás familiarizando con las tallas y con la forma de tu bebé según pasen las semanas.
  • Aunque estés deseando comprarle unos zapatos e incluso hayas visto un par que te encante piensa que será un gasto inútil cuando el niño es demasiado pequeño. De hecho, debes saber que puede llegar a ser hasta incómodo para el bebé porque sus piececitos aún se están formando, la planta no está estirada y no tiene arco plantar. Si por la época del año quieres mantener abrigado al niño lo mejor es optar por patucos de tela, calcetines o a prendas que ya tengan cubiertos los pies de manera incorporada.  
También te puede interesar:

Continúa leyendo