Ser Padres

¿Es recomendable cortar el pelo del bebé y a partir de qué edad puede hacerse?

El principal motivo es estético así que la decisión corre a cargo de los padres exclusivamente; eso sí, quítate de la cabeza la idea de que por rapar su cabeza el cabello le saldrá más fuerte porque esta verdad universal es falsa.

Autor: Rubén García
Dos de las cosas más rutinarias para el ser humano, cortarse las uñas y el pelo, son de las cuestiones que más dudan generan con la primera paternidad. Generalmente, estas son mayores con las uñas, especialmente por saber cuándo es el mejor momento para cortárselas por primera vez y cómo, pero con el pelo se suele tirar mucho de consejo familiar: si en casa se rapaba, se rapa, y si se dejaba crecer, pues se deja. Pero, ¿hay una edad mínima para pasar por la peluquería con el bebé?
Lo primero que podemos decir al respecto es que no hay evidencia científica que vaya a defender que rapar la cabeza de un recién nacido sirva para que el pelo nazca más fuerte. Esto se debe a cuestiones genéticas principalmente, no a si se lo rapan sus padres al poco tiempo de nacer. Por lo tanto, por muy arraigada que esté este mito en la sabiduría popular, conviene ponerla en cuarentena.

Cuándo y cómo hacerlo

Por lo demás, esta cuestión no tiene más misterio si se aplica el sentido común. El pelo se puede cortar siempre que uno quiera. Lo que sí se debe garantizar es la seguridad del bebé, al que no le suele gustar mucho que le molesten cuando él solo quiere comer y dormir al principio. No existe necesidad alguna de cortarle el pelo, es en todo caso una decisión estética -salvo que un médico diga lo contrario por algún motivo en particular-, por lo que la decisión de cuándo acometer esta experiencia por primera vez es exclusivamente decisión de los padres.
Los recién nacidos, como decíamos, no lo suelen poner fácil, pero tampoco os lo pondrán los niños entre el año y los dos años de vida, que es cuando mucha gente les lleva por primera vez a la peluquería, porque es un mundo desconocido para ellos y eso siempre les pone en alerta. Además, tienen que estar quietos en la medida de lo posible y eso, lógicamente, tampoco les gusta. De ahí que hayan proliferado en los últimos tiempos las peluquerías especializadas en niños, donde utilizan todo tipo de atracciones visuales, como los dibujos animados, para entretenerles y que la tarea resulte más sencilla para el peluquero.

Aspectos a tener en cuenta

Sí es importante tener en cuenta también antes de tomar la decisión de cortar el pelo a un bebé que no es hasta los seis meses, como poco, cuando el pelo definitivo empieza a brotar de su cabeza, por lo que tampoco parece tener mucho sentido hacer nada antes de dicha fecha. A partir de ahí, el momento lo eligen los papás en base a su criterio. Si prefieren dar prioridad a la estética o a no incomodar al niño.
Llegará un momento si no se corta, eso sí, en el cual el flequillo les resultará molesto, o el pelo se subirá por encima de las orejas como las enredaderas lo hacen por las paredes. Ahí sí, si no se ha hecho antes, empieza a ser una necesidad pasar con el peque por la peluquería (o hacerlo en casa si tienes los conocimientos, el criterio y las herramientas seguras para ello).
tracking