Ser Padres

Medicamentos y lactancia: ¿cuáles sí y cuáles no?

No es cierto eso de que no se pueden tomar medicamentos durante la lactancia. Eso sí, tenemos que elegirlos muy bien. El ginecólogo y el pediatra suelen conocer y estar al tanto de todas las alternativas que son compatibles con la práctica. Así que lo mejor, antes de tomar ninguna medicina, habrá que consultarles si se puede o no.

Cuando te encuentras mal y practicas la lactancia materna te preocupas sobre las consecuencias que puede tener el tomar determinados medicamentos. Las malformaciones solo pueden producirse durante el embarazo, cuando el cuerpo del bebé se está formando. Los efectos secundarios de los medicamentos en los niños y en los bebés suelen ser del mismo tipo que en los adultos. Puede haber variaciones en la intensidad o en la probabilidad del efecto; a veces el niño es más sensible, o su capacidad para eliminar el medicamento es menor. Pero el peligro, en el niño y en el adulto, es del mismo tipo.

¿Cómo saber si un medicamento es peligroso?

Para que un medicamento esté contraindicado durante la lactancia, debe cumplir una serie de requisitos:

¿Qué medicamentos son compatibles con la lactancia?

Algunos medicamentos son totalmente compatibles con la lactancia. Te ofrecemos una pequeña muestra. El que un medicamento no esté en esta lista no quiere decir necesariamente que sea peligroso.

¿Cómo elegir el fármaco adecuado?

La mayoría de las enfermedades se pueden tratar con varios medicamentos distintos. Dedicándole unos minutos, su médico podrá orientarle sobre cuál es el más adecuado. Por desgracia, los prospectos suelen estar equivocados en lo referente a la lactancia. En cientos de medicamentos, que sabemos con absoluta certeza que se pueden tomar sin problemas, aparecen advertencias inquietantes del tipo 'no está establecida su seguridad durante la lactancia'.
Hay muy pocos medicamentos que realmente estén contraindicados durante la lactancia, y básicamente son medicamentos usados para tratar el cáncer o el sida. Nuestro médico debería darnos información fiable, existen libros especializados y bases de datos en Internet. Si nos dicen que hay que destetar o que no pueden darnos nada mientras demos el pecho, debemos consultar al pediatra, que seguramente es el que más sabe sobre fármacos y lactancia.
Existe información de calidad sobre el tema en la web del Hospital Marina Alta de Denia (Alicante) y en la web de la Asociación Española de Pediatría.

Dudas frecuentes

Tienes que dárselo. Con la cantidad que pasa a la leche tu hijo no tiene ni para empezar. Y no, no se le juntará demasiada cantidad, es como si tu hijo, en vez de tomarse una pastilla, tomase 1,01 (o 1,0001) pastillas.
En general, no tiene importancia. El medicamento no tiene ningún peligro, y no hay que darle más vueltas.
En algunos casos muy concretos para aquellos medicamentos que se pueden tomar, pero con grandes precauciones, puede que tu médico te aconseje un horario concreto. El truco es intentar que el pico máximo del medicamento en la sangre (que es distinto en cada fármaco, muchas veces entre 30 minutos y dos horas después de tomar la pastilla, pero a veces más tarde), no coincida con una toma. Cuando el tratamiento se toma sólo una vez al día, y además el niño duerme de un tirón (se dice que algunos lo hacen), lo mejor suele ser tomar la pastilla tras la última toma de la noche.
Si te han dicho que se puede, se puede. El bibe es peor.
Si no estás enferma, o no necesitas el tratamiento, no tomes nada. Pero si lo necesitas, el médico te habrá recetado la dosis adecuada. No se te ocurra tomar menos.
Dr. Carlos González  es pediatra.
tracking