Vídeo de la semana

Ideas para disfrutar comiendo

Recetas de BLW para iniciar a tu hijo en la alimentación complementaria

Para que el sistema Baby-Led Weaning sea un éxito, es importante cocinar platos que sean lo más nutritivos y saludables posibles que al mismo tiempo resulten deliciosos para los más pequeños. Como sabemos muchas veces la creatividad no aparece como nos gustaría, te damos algunas ideas para que disfruten comiendo.

Niño comiendo
Niño comiendo (Foto: depositphotos)

Estar preparado y concienciado es el primer paso para iniciar a tu hijo en la alimentación complementaria si es el BLW el método que has elegido para hacerlo. Si el bebé cumple con los requisitos -mantenerse erguido, mostrar interés por la comida y no tener reflejo de extrusión- entonces está listo para hacerlo. Ya dimos hace unos días una serie de consejos que te serán de gran utilidad para este camino que vais a empezar a andar pero, para qué funcione de verdad, una de las claves es preparar recetas que les acerquen el mayor número de ingredientes de una manera fácil y apetecible. Al igual que nos ocurre a los adultos, la manera en la que se dispongan los platos influye en nuestra predisposición a la hora de comer. Y ahí es donde entra la importancia de dedicarle un rato a organizar un menú semanal lo más compensado posible.

Al principio es suficiente con ofrecerle trozos de diferentes alimentos a un tamaño que el bebé pueda manejar cómodamente y después no necesitas ser unos cocinillas si es que meterte en harina no va mucho contigo, basta con pensar en platos que sean lo más nutritivos y saludables posible y tener ideas de cómo crearlos para que les resulten deliciosos. Aun así, sabemos que la creatividad muchas veces cuesta dar con ella, y por eso te dejamos algunas recetas de BLW para iniciar a tu hijo en la alimentación complementaria de una manera exitosa.

Hamburguesas de pollo, aguacate y tomates secos

Una manera sencilla de introducirles proteína animal es a través de las hamburguesas. No tienen por qué ser de ternera, pueden hacerse de diferentes pescados, de pavo o de pollo como la que propone la asesora de Baby-Led Weaning Begoña Prats. A los peques les encantará y es sencillísima de hacer ya que solo necesitas 2 pechugas de pollo, 1 aguacate y 1/2 taza de tomates secos. Solo tendrás que picar todo muy pequeño y mezclarlo hasta conseguir una masa con la que des forma a la carne de las hamburguesas. Vuelta y vuelta por la plancha y ¡listo! 

Croquetas de salmón y patata

¿Hay algún niño que pueda resistirse a las croquetas? Las hay de infinidad de variedades pero para iniciarse en el BLW la receta de Sara Traver de salmón y patata nos parece una idea genial. Desmenuza el pescado y cháfalo junto a un poco de puré de patata. Dales forma, empánalo y mételo en el horno unos minutos hasta que quede crujiente por fuera. Una forma de tomar pescado a la que puedes recurrir también si tienes niños mayores. 

Pasta a la falsa carbonara

Una receta para que se adentren en el mundo de la pasta y, de paso, coman verduras, que puedes adaptar en función de la edad del pequeño retirando o añadiendo determinados ingredientes. Sofríe un diente de ajo con una cebolla, cocina al vapor unos 20 minutos la coliflor y tritúralo todo junto con bebida vegetal, nuez moscada, orégano y un puñado de queso emmental. Puedes añadirle bacon salteado aparte o dejarlo tal cual y añadírselo al tipo de pasta que más guste en vuestra casa. 

Tortitas de avena y plátano

Para desayunar o merendar, puedes probar a preparar unas deliciosas tortitas de avena y plátano. Son fácilmente manejables para ellos y es una forma de hacer que coman fruta y cereales. Solo tendrás que aplastar el plátano, mezclarlo con la avena, un huevo y un poco de leche o bebida vegetal y pasarlos por la sartén en la forma deseada. Si lo prefieres, puedes hacer una versión sin huevo ni leche más similar a unas galletas. 

Albóndigas de lentejas y arroz integral

Un plato clásico que también hará las delicias de los niños son las albóndigas. Sobre todo porque aceptan hacerse no solo de proteína animal sino también vegetal con soja texturizada, tofu o arroz como es el caso de esta receta que puedes preparar cuando tu bebé ya sea un poco más mayor y le hayas introducido tanto el huevo como las legumbres. Mezcla las lentejas, el arroz, un huevo, pan rallado, caldo de verduras y una pizca de pereji, haz formas de bolitas con ello y hornéalas 10 minutos a 200º. Acompáñalas de una salsa de verduras para que el resultado sea lo más nutritivo posible. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo