Ser Padres

¿Se nota la barriga a las 15 semanas de embarazo?

Parece mentira, pero ya llevas sumergida en el embarazo más de tres meses (e incluso… ¡Cerca de los cuatro!). Es una de las mejores épocas de la gestación y poco a poco los cambios comenzarán a ser visibles. Toma nota de cómo es el bebé y cómo es tu cuerpo a las 15 semanas.

Si te encuentras en este momento del embarazo, quiere decir que has superado el primer trimestre y que llevas embarazada unos 3 meses y medio. A partir de aquí los cambios en tu cuerpo van a ser evidentes, además de que el bebé crecerá y se desarrollará con rapidez.
Es una etapa en la que muchas mujeres siguen disfrutando de bienestar y tienen un aspecto radiante. De ahora en adelante, el embarazo ya se está convirtiendo en una “realidad” y es que, aunque no lo creas, el corazón del feto ya está completamente formado y los genitales ya son distinguibles.

¿Cómo es el bebé a las 15 semanas?

  • El feto mide entre unos 9-10 centímetros más o menos y pesa aproximadamente 50-70 gramos.
  • Su piel es prácticamente transparente y comienza a cubrirse de una "capita" de vello muy fino que se podrá ver al nacer, es normal que los recién nacidos la conserven en la espalda y en la parte superior de los brazos y los hombros. Se llama lanugo y se caerá por sí solo de manera totalmente normal.
  • Con respecto al rostro, los ojos van adoptando poco a poco la posición que finalmente tendrán, pero aún los tiene cerrados porque tiene los párpados pegados. No obstante, el bebé empieza a ser sensible a los cambios de luz que le llegan desde la tripa de su madre. Asimismo, las orejitas tienen algunos pliegues característicos de las mismas.
  • La cabeza como tal se va separando del cuerpo porque el cuello está creciendo y es más proporcional en relación al resto del cuerpo. Además, las articulaciones están casi formadas del todo y los genitales ya se diferencian perfectamente entre masculinos y femeninos.
  • En este momento comienza a moverse dentro de su madre, lo que significa que está explorando su entorno con gestos y saltos que son beneficiosos para dar fuerza a sus músculos.

Tu cuerpo estando embarazada de 15 semanas

En esta etapa de la gestación, ya se empieza a apreciar de forma visible el aumento del tamaño del vientre. De hecho, si se trata del primer embarazo, el crecimiento del abdomen se notará antes.
Así que, sí, la barriga ya es evidente relativamente: es el momento en el que habrá quien tenga la duda de si estás embarazada o si simplemente has engordado un poquito. El útero seguirá creciendo en la cavidad abdominal, pero también comenzará a sentirse por debajo del ombligo, además, el peso que habrá subido la mujer será de unos 2 o 3 kilos. Por su parte, el pecho también incrementará su tamaño y su tirantez.
Como consecuencia de la retención de líquidos, los tobillos pueden hincharse y según continúe el embarazo, esto podrá hacerse todavía más notable.
Durante la gestación también se alteran los niveles de melanina, por eso es habitual que en la piel surjan pecas, manchas en la cara (cloasma) u otra serie de cambios. Un signo clásico es la aparición de la línea alba, una línea de color más oscuro que nuestra piel que surge a la altura del ombligo y llega hasta la zona púbica.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking