Ser Padres

Los paraguas que les encantarán a los niños

Es uno de los productos más infravalorados que existen en el universo infantil, ya que es es útil, práctico y muy necesario desde que los niños empiezan a andar, y encima les encantan.

La lluvia, con niños, se ve con otros ojos. Sigue resultando molesta e incómoda, pero puede dar lugar a ratos muy divertidos con los más pequeños.
A ellos les gusta cuando pueden dar rienda suelta a su espíritu aventurero, que les impulsa a saltar en todos los charcos que ven e incluso a explorar qué se siente cuando dejas que las gotas te alcancen. Por eso es tan importante tener a mano cuando llega el otoño unas botas de agua que les valgan. ¡Las adoran! Y no toda la culpa es de Peppa Pig
Pero si lo que queréis es precisamente evitar que lleguen a casa calados hasta los huesos, de arriba a abajo, hay otro producto que les chifla y que consigue justo el efecto contrario a las botas de agua: se trata del paraguas. Tienen algo que, sobre todo a los más pequeños, les fascina. Eso de poder abrirlos ellos, de presumir de que llevan sobre su cabeza a sus personajes de ficción favoritos o simplemente de lo bonito que es el suyo, y también el hecho de verse autónomos, capaces de llevarlos por sí mismo, les refuerza el autoestima y les hace felices. Parece una tontería, pero no se borra la sonrisa de su cara cuando llevan ellos su paraguas.
Además, aunque les guste elegirlos, este complemento para la lluvia es perfecto como regalo. No suele pensar nadie de la familia y amigos cercanos en ellos y son necesarios desde que el peque de la casa echa a andar, así que se trata de uno de los obsequios más prácticos que se le puede regalar a un niño en su cumple o en Navidad.
Lo importante es que el diseño te garantice que le presten atención, algo que un chivatazo de papá y mamá soluciona en un momento, y que tenga las dimensiones apropiadas para la edad del niño, de forma que este lo pueda manejar con soltura por sí mismo. También es importante que aporte garantías de seguridad su diseño, tanto en lo que se refiere al sistema de apertura y cierre como a los postes, flexibles o no, que soportan la estructura cuando el paraguas se despliega.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking