Niño prodigio

Michal Zuk: el niño de 12 años que juega en el Barcelona y es la estrella del torneo La Liga Promises

Cuenta con más de 73 000 seguidores en Instagram y desde los nueve años tiene un contrato con una famosa firma deportiva, la misma que viste a Leo Messi, con el que le comparan a su edad.

Con el fútbol español de vacaciones antes de que arranque la próxima Eurocopa, todas las miradas del público futbolero están desde este viernes por la mañana en la edición XXX de La Liga Promises, donde se enfrentan 19 equipos de Primera División y el Espanyol -ha ascendido pero ha jugado este año en Segunda- con sus respectivos equipos infantiles, conformado por niños nacidos en el año 2008.

Hasta el domingo 30 de mayo se disputarán en Villarreal 56 partidos de fútbol 7 en un campeonato que regresa dos años después tras la cancelación del evento por la pandemia el año pasado. El Barcelona es el rey de un torneo muy mediático -10 títulos-, seguido ampliamente tanto por televisión como en las redes sociales, y el equipo anfitrión, el Villarreal, es el actual campeón. 

Entre todos los niños que juegan ya en Castellón, las miradas están puestas en un pequeño de melena rubia al que muchos expertos comparan con nombres como Messi o Iniesta. Palabras mayores, como lo todo lo que gira en torno a la figura de Michal Zuk, que es como se llama el nuevo niño prodigio de la cantera del Barça.

Nacido en en Cataluña pero de padres polacos, el pequeño lleva muchos años defendiendo la camiseta del equipo blaugrana. Concretamente, desde el 2016, cuando tenía solo 7 años. Empezó a destacar tan pronto que hace tres años pudo coincidir con Messi en un acto en el que se tomó una fotografía que quizá tenga un significado muy potente dentro de unos años. 

Aquel acto estaba organizado por la firma que viste a la estrella argentina… y al propio Zuk. Por increíble que parezca, el niño ya tiene un contrato en vigor con la famosa firma deportiva, ¡con 12 años! Y esto no es lo más llamativo porque cada vez es más común en el deporte a nivel mundial. Lo más sorprendente es el seguimiento mediático del pequeño, que sin ser influencer ni actor ni aparecer en programas de televisión a menudo, tiene 73 000 seguidores en una cuenta de Instagram que maneja su padre, tal y como se avisa en el perfil, que es público.

Basta con escribir su nombre en el buscador de Youtube para comprobar que lo de Instagram no es casualidad. Los vídeos con las mejores jugadas de Michal Zuk se acumulan en la red, donde seguramente acumularán miles de visitas en los próximos días, a medida que el niño destaque en el torneo de La Liga Promises recién comenzado.  


Puede parecer que nos hemos precipitado con esta previsión anticipada, pero es que Michal Zuk ya ha empezado a hacer de las suyas en Villarreal desde el primer partido que ha jugado. Ajeno a todo el ruido que su nombre provoca y a las muchas miradas que recaen sobre él en esta cita que se retransmite en televisión a nivel nacional, Zuk ha hecho lo que hacen los niños de 12 años cuando cogen la pelota de fútbol con independencia de si hay una cámara delante, si llevan la camiseta del Barcelona o si están en el patio del cole o en el cole: divertirse. 

Inmejorable prueba de ello es el golazo que ha metido en el primer partido que su equipo ha jugado en el torneo contra el Osasuna de Pamplona. 

Seguramente no será el último en los próximos dos días -la final del torneo se disputa el domingo y el Barcelona es uno de los favoritos-, y puede que en unos años le veamos hacer lo mismo en el Camp Nou, pero lo que está claro es que se trata de una historia peculiar la suya para tener una edad tan corta todavía. Una historia con mil y una lecturas posibles, y eso que todavía se escriben sus primeros capítulos. 

Michal Zuk, si eres futbolera o futbolero, apunta su nombre. 

Continúa leyendo