Ser Padres

Manualidades para hacer con niños por San Valentín

Existen muchos tipos de amor, aparte del de pareja. Por San Valentín, os proponemos un montón de manualidades para que los niños os demuestren su amor.

¿Quién escribió en algún lugar que el 14 de febrero hay que celebrar solo el amor en pareja? El Día de San Valentín es el día del amor. Pero del amor en todas sus versiones: el amor propio, el amor de padres a hijos y de hijos a padres, el amor entre hermanos, entre miembros de una misma familia o entre amigos.
San Valentín es, por tanto, un buen momento para que los niños aprendan de qué va eso del amor a secas, sin caer en explicar el amor romántico que ya tendrán tiempo de descubrir cuando sean mayores.
Los niños pueden aprender lo que es el amor a través de los cuentos, a través de los juegos, a través de las películas… Y demostrarlo con un regalo emocional gracias a las manualidades.
Todos sabemos que un regalo hecho por nuestros hijos es un tesoro que guardaremos para siempre. Por eso, creemos que las manualidades pueden ser el regalo perfecto para que nos regalen por el día de San Valentín. O para regalar a la mamá o el papá del pequeño para demostrar el amor que tanto él como tú sentís por esa persona.
Existen un montón de manualidades con el amor como protagonista. Manualidades que, además de entretener, suponen una importante fuente de aprendizaje y desarrollo para los niños: son perfectas para trabajar la coordinación óculo manual, para desarrollar la psicomotricidad fina (sobre todo el movimiento de dedos). Pero es que también mejoran la concentración, reducen el estrés y trabajan la atención de los niños. Aparte, por supuesto, de su creatividad y su imaginación.
En resumen, las manualidades son una actividad estupenda para hacer en cualquier momento con los más peques de la casa. Y, en esta ocasión, hemos decidido que sea San Valentín la excusa perfecta para sacar los materiales de trabajos manuales a airearse el fin de semana o una tarde como plan para relajarse después de una dura jornada.
¡Todos a coger tijeras, lápiz, rotuladores y pegamento porque este año San Valentín y su amor se celebran con manualidades y trabajos elaborados por los más peques de la casa!

Corazón liado

Al principio parecerá que es todo un rollo de hilos, pero lo cierto es que esta manualidad puede ser un estupendo cuadro de decoración. Se trata de un corazón hecho con hilos y con púas.Para eso, darás al pequeño un tablero de madera con una forma de corazón hecha con varias púas que previamente habrás clavado en él. Después, tendrá que ir poniendo los hilos de forma estratégica tal y como se muestra en el vídeo.

Tarjeta de felicitación

Las tarjetas escritas a mano siguen siendo uno de los regalos más especiales. Así que os proponemos hacer esta tan mona y tan sencilla y escribir dentro una dedicatoria especial.

Corazón de flores

He aquí otra estupenda idea para que los niños celebren San Valentín. En este caso os proponemos hacer un corazón de flores (de goma eva). Para ello deberías hacer las flores una a una y luego pegarlas en una base de cartón recortada con la forma de un corazón.En el vídeo está el paso a paso completo.

¿Quieres más ideas?

En este vídeo el usuario Dinocuentos propone diferentes manualidades sencillas para hacer con niños en edad escolar. ¡Son geniales y hay varias!

Marco de fotos con flores

Parecida al corazón de flores es esta idea, pero con un toque diferente. En este caso, en vez de un corazón será un marco de foto sobre el que pondremos un retrato de nosotros. Para hacerlo, bastará con hacer muchos rollitos de papel de diferentes colores, tal y como muestra el vídeo.

Piruletas de corazón

En este vídeo os enseñan a hacer unas estupendas piruletas de papel con forma de corazón. Si hacéis varias, podéis crear un ramo de piruletas que regalar a ese ser querido.

Figura de papel para celebrar el amor

En este caso nos proponen unas figuritas de papel para decorar la habitación de los peques por San Valentín. También pueden servir como regalo. Son muñecos de papel con forma de corazón.

Siempre que bebas te acordarás de mí

Las botellas de agua rellenables son una de nuestras mejores amigas. Sobre todo desde que conocemos su importancia para cuidar el planeta. ¿Qué tal si recuperamos una que tengamos por casa y no utilicemos y la decoramos con ayuda de los peques con motivos de San Valentín?Así esa persona, cada vez que beba de ella, se acordará de la persona que se lo regaló.

¡Que no falten los rollos de papel higiénico!

Si desde hoy comenzáis a guardar los rollos de papel higiénico vacíos podréis hacer esta estupenda manualidad para demostrar amor por San Valentín.

Cadena de corazones

Si habéis pensado en dar una sorpresa, esta guirnalda puede ser genial. Necesitaréis muy pocos materiales y es apta para todas las edades.

Una caja sorpresa

Una caja con forma de corazón es otro de los regalos por antonomasia en San Valentín. Pero si está hecha por los niños y, además, incluye eso que más le gusta a la persona a la que se lo vayáis a regalar, el valor se multiplica por mil.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking