Ser Padres

Cartas pokemon: cómo aprender a jugar al juego de moda entre los niños para no estar perdido

Desde los 5-6 años se les ve ya en peques y recreos con estas cartas. Te contamos, a grandes rasgos, cuál es su dinámica oficial.

Nos empeñamos en decir los padres y madres de niños pequeños que las cosas han cambiado mucho, especialmente en lo que respecta al juego, y aunque hay mucho de cierto en dicha manida afirmación, hay detalles que permanecen con el paso del tiempo. Y un muy buen ejemplo de ello es el juego de moda entre los niños y niñas que tienen de 5-6 años en adelante: las cartas Pokémon.
El mismo juego al que tú (o tus hermanos pequeños, si el fenómeno Pokémon te pilló algo mayor) jugabas cuando eras un crío es el que divierta a miles de peques en los recreos y parques. Todos van con su taco de cartas, como antes se hacía con los cromos —también perviven, pero ya no existe la fiebre de entonces—, y se lo pasan en grande haciendo de entrenadores de su equipo Pokémon.
61c34b8c5bafe8f84ab06684

Cartas Pokemon

Si tú eres un papá o mamá joven, la dinámica de este juego de moda te sonará. Incluso habrá quienes la dominen porque les gustan este tipo de juegos de cartas y en su día se engancharon también a las cartas Pokémon. Pero lo normal es que te suene a chino. Bien porque no hayas jugado en tu vida o bien porque se te haya olvidado jugar. Por eso, para que puedas responder a tu hijo o hija cuando te pregunte cómo se juega a eso que estaban jugando sus amigos y amigos en el parque, te vamos a explicar, a grandes rasgos, su dinámica, que no es sencilla, por cierto —por eso los niños más pequeños que se inician en este juego lo simplifican—.

Así se juega a las cartas Pokémon

Las cartas Pokémon, o Pokémon a secas, es un juego en el que los jugadores hacen las veces de entrenadores. El objetivo de la dinámica oficial —luego cada cuadrilla de niños y niñas se inventa sus propias dinámicas de juego alternativas— es eliminar a 6 Pokémon del equipo rival en enfrentamiento uno contra uno o por parejas. Quien acabe con su mazo de cartas, gana la partida.
Como explican en cartaspokemon.es, web no oficial donde ponéis pineros al día de toda la actualidad referente a este juego de moda entre los niños, “cada jugador dispone de un mazo de exactamente 60 cartas compuesto por cualquier combinación de cartas de Pokémon, Energía y Entrenadores, siempre y cuando ninguna carta que tenga el mismo nombre se repita más de 4 veces”.
Cada entrenador/jugador dispone de una zona de juego que se compone de varios espacios. El principal es un área de combate, donde están los Pokémon que combaten en ese momento. Son los Pokémon activos y pueden ser, como decíamos, uno o dos por equipo en función del tipo de combate.
Pokémon: serie sol y luna

Pokémon: serie sol y luna

También hay una banca, algo así como el banquillo en el deporte, donde esperan su oportunidad los cuatro o cinco Pokémon que no compiten en ese combate en marcha. Un mazo, que es “el espacio en el que se sitúan las cartas que aún no han sido robadas”, explican desde cartaspokemon.es; una pila de descartes, donde se pueden descartar Pokémon o dejar aquellos que ya han combatido; y la zona de premios, “donde se encuentran las cartas apartadas como premios al principio de la partida”. Esta, indican desde cartaspokemon.es, “Tiene 6 vacantes, una por cada Pokémon del oponente que tenemos que noquear. Cada vez que dejemos fuera de combate un Pokémon del rival robaremos uno de los premios. Y en el momento en que robemos el sexto habremos ganado la partida”, concluyen.

Claves para empezar a jugar

Para el desarrollo de una partida de cartas Pokémon con la dinámica oficial del juego es necesario preparar algunas claves antes de iniciar el juego.
Lo explica a la perfección el equipo de cartaspokemon.es: “Antes de iniciar la partida, los jugadores lanzaran una moneda para elegir quién iniciará la partida (el ganador puede elegir empezar o ceder el primer turno a su rival). Tras esto, el jugador robará 7 cartas al inicio de la partida y colocará 6 cartas boca abajo a un lado. Estas cartas serán los premios que los jugadores irán obteniendo a medida que vayan debilitando a los Pokémon del rival”.
Es obligatorio tener algún Pokémon básico. Si no es así, hay que mezclar y robar de nuevo siete cartas y el rival puede robar una adicional. Los dos deben tener al menos un Pokémon básico. “Tras esto cada jugador elegirá tantos Pokémon básicos como desee de su mano y los pondrá en su zona de juego, primero en la zona activa y luego en la banca”.
Quien empieza la partida no puede atacar en el primer turno. Y una vez te toca, debes robar una carta del mazo —si no tienes es que has perdido— y jugar tu fase como desees: atacar o no, usar habilidades, unir una energía al pokémon, retirar a un pokémon activo, etcétera.
Fuente: Pinterest

PokemonFuente: Pinterest

Para profundizar en todas las acciones hay que dedicarle un rato largo a aprenderlas. Lo que es más sencillo de entender son los tipos de cartas que hay en el juego. Son tres grupos: pokémon, básicos y evolucionado a —uno, dos y megaevoluciones—; de energía —básica y especial—; y entrenadores —partidarios, estadios y objetos—.
“Los Pokémon permanecen en el campo de juego, y pueden ir volviéndose progresivamente más fuertes evolucionando y subiendo de nivel. Sus poderes pueden alterar las reglas del juego y sus ataques dañan a los Pokémon del rival pudiendo incluso causarles condiciones especiales como quemaduras o confusión”, concluyen desde cartaspokemon.es.
Con la energía atacan y se utilizan también para retirarlos. “Estas son las únicas cartas de las que se permite tener una cantidad ilimitada de copias de la misma”, señalan desde cartaspokemon.es, y los entrenadores son cartas que puedes jugar en cualquier momento para poder implementar las funciones que cada una de las cartas suma.
Además, hay condiciones especiales, pero la idea no es que curses un máster exprés en el juego, sino que sepas de qué va la dinámica original para que a medida que tu hijo o hija crece y va dominando las cartas —sabe leer, conoce los tipos de cartas, acumula, tiene amigos que juegan…—, puedas ir enseñándole esta dinámica más compleja. 
tracking