Ser Padres

Dieta blanda para niños: ¿en qué consiste?

Seguramente hayas oído hablar de la “dieta blanda”, pero… ¿Sabes realmente en qué consiste? No solo se trata de beber una bebida isotónica y comer jamón york. Descubre aquí en qué consiste esta dieta, los alimentos que se recomiendan y los qué y los casos en los que suele prescribirse.

Es normal que cuando estamos enfermos, estemos más débiles y nuestras ganas de comer desaparezcan. Y si ya es habitual que ocurra en los adultos, en los niños se ve aún más marcado. Por ello, lo mejor es ir reintroduciendo los alimentos poco a poco sin forzarles en exceso. Para esto, seguiremos los consejos del pediatra, el que seguramente prescriba una dieta blanda. Veamos en qué consiste, qué alimentos se recomiendan y cuándo se suele aconsejar.

¿En qué se basa?

En pocas palabras, la dieta blanda es una dieta que no irrita el estómago. Su objetivo es facilitar la digestión y por ello se basa en alimentos ligeros que este órgano pueda asimilar de manera sencilla. Lo más común es que se recomiende a niños que estén pasando por algún problema estomacal.
El tiempo que tarda nuestro cuerpo en hacer la digestión depende directamente del tipo de alimentos que hayamos comido. Aquellas digestiones que hacemos con mayor rapidez son las compuestas por vegetales y líquidos, y su duración es de una hora más o menos.
Frente a ello, cuando consumimos alimentos más fuertes o con mucha grasa como la carne roja o de cordero, comidas muy condimentadas o muy azucaradas, o huevos fritos, por ejemplo, el organismo llega a emplear aproximadamente tres horas o más para integrar los nutrientes al flujo sanguíneo.
Como decíamos, al basarse la dieta blanda en alimentos no irritantes, es la más conveniente. Pero para reducir lo más posible cualquier complicación digestiva, no solo debemos fijarnos en los alimentos, sino también en la elaboración. Debemos hervir, cocer al vapor, o hacer al horno o la plancha las comidas, y por supuesto, no abusar del aceite, sino usarlo en pequeñas cantidades en pro de una mejor tolerancia.

Alimentos recomendables

El especialista será el mejor se encargará de pautar los alimentos más indicados en cada caso. No obstante, como modelo, se recomiendan los siguientes alimentos porque suelen asimilarse más rápida y fácilmente, pero no quiere decir que la dieta blanda solo se base en ellos:
  • Arroz blanco
  • Pechuga de pollo o pavo a la plancha, hervida o al horno
  • Pescado blanco (al igual que las carnes blancas, a la plancha, hervido o al horno)
  • Jamón cocido
  • Verduras cocidas o en puré
  • Caldos de verduras
  • Manzana y plátano maduro
  • Lácteos naturales (yogures blancos, requesón, queso fresco)
No debemos olvidar acompañar los alimentos con la ingesta de abundantes líquidos para evitar la deshidratación.

¿Qué se debe evitar?

Al igual que los anteriores son alimentos apropiados para el estómago, los siguientes deben excluirse:
  • Pimienta, pimiento morrón y chiles
  • Especias
  • Postres (excepto los yogures)
  • Café y té negro (aunque de por sí no son recomendables para los niños)
  • Chocolate
  • Bebidas con gas

¿Cuándo se recomienda esta dieta?

Fuente: iStock

dietaFuente: iStock

Por lo general se suele aconsejar este tipo de dieta a niños con problemas en el estómago. Como se basa en alimentos que se digieren bien, gracias a ella el estómago suele recuperar su equilibrio normal en poco tiempo.
Por otro lado, también es recomendable la dieta blanda para pacientes con problemas como: úlcera péptica, colitis ulcerosa, diarrea, gastritis, estreñimiento, colitis mucosa, diverculitis u otras enfermedades relacionadas con la vesícula biliar. Asimismo, también se tiene en cuenta en pacientes que han pasado una cirugía, normalmente a partir del momento en que ya empiezan a tolerar los líquidos.
Como muchos de los problemas estomacales conllevan vómitos y diarrea, estas tesituras pueden tener el riesgo de deshidratación. Por eso conviene recordar la importancia que tienen los líquidos en la recuperación.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking