Salud del bebé

El botiquín del bebé. ¿Qué tienes que tener en casa?

3 minutos

Ante la llegada del bebé, ¿qué medicamentos o productos tenemos que tener en casa "por si acaso"? Así es el botiquín familiar.

También te puede interesar: 6 mitos sobre la salud del bebé
botiquín

Ante cualquier emergencia, es bueno tener siempre a mano un botiquín que incluya algunos medicamentos y productos indispensables. El botiquín familiar debe contener pocos elementos, pero bien escogidos.

Productos

Es fundamental contar con artículos de primera necesidad para estar preparados ante cualquier emergencia leve:

  • Tiritas adhesivas de diferentes tamaños.
  • Esparadrapo de papel hipoalargénico.
  • Gasas estériles cuadradas.
  • Pinzas.
  • Algodón hidrófilo.
  • Antiséptico jabonoso sin yodo (gel con clorhexidina) para lavar heridas.
  • Agua oxigenada.
  • Termómetro.
  • Aspirador nasal de secreciones.
  • Cuentagotas, cuchara graduada y jeringuilla.

Medicamentos

Ciertos fármacos son imprescindibles en caso de fiebre alta, vómitos, heridas… El resto debe emplearse exclusivamente bajo receta médica:

  • Antipirepticos y analgésicos infantiles que ayuden a bajar la fiebre, como el paracetamol y el ibuprofeno.
  • Crema antiséptica antibiótica para curar heridas infectadas. (Bajo receta médica).
  • Jarabe mucolítico para la tos y los mocos.
  • Crema con óxido de cinc que ayuda a curar los eczemas, la dermatitis del pañal, y suaviza la sensación de picor.
  • Solución oral rehidratante. Restituye el azúcar y las sales minerales que se pierden con la diarrea y los vómitos.
  • Suero fisiológico. Se utiliza para lavar pequeñas heridas, una nariz con muchos mocos…
  • Pomada antiinflmatoria. Se administra cuando el pequeño sufra algún golpe.
  • Colirio con antibiótico. El pediatra lo recetará cuando el pequeño padezca conjuntivitis infecciosa.

Botiquín de verano

Si vamos de viaje y no podemos cargar con todo el kit, no nos podemos olvidar de los siguientes productos:

Ubicación

El botiquín no debe estar bajo ningún concepto al alcance de los niños. Además, es recomendable que los medicamentos y los productos de cura se guarden bajo llave en una zona protegida de la luz y del calor.

Revisión periódica

Si queremos conservar los fármacos que sobran tras superar una enfermedad por si esta se repitiera no olvidemos anotar a quién se la han prescrito, cuando y por qué.
Es fundamental revisar el botiquín periódicamente (cada seis meses más o menos) para renovar las medicinas caducadas y verificar que no faltan los productos imprescindibles.

Cuidado con los antibióticos

Los antibióticos son medicamentos que combaten exclusivamente las bacterias y que resultan inútiles contra los virus. Deben emplearse con cautela. No son productos que haya que mantener en el botiquín sino que sólo se administrarán si lo indica el pediatra.
Nunca, bajo ningún concepto, debemos administrarlos por nuestra cuenta. El tratamiento se cumplirá tal y como nos lo ha indicado el médico y no se interrumpirá antes de tiempo, aunque creamos que el niño se ha curado ya. También hay que respetar el horario que haya impuesto el facultativo, aunque tengamos que levantar al niño de la cama.

Etiquetas: antibióticos, bebé, fiebre, medicamento bebés, salud del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS