Ser Padres

Manualidades de miedo con papel para adornar tu casa en Halloween

Nada nos gusta más que jugar con nuestros hijos y las manualidades son una buena actividad porque nos permite jugar todos juntos al mismo nivel. Si estáis buscando ideas para decorar este Halloween, no os perdáis estas manualidades.

Aprender a trabajar en equipo es importante, sobre todo cuando son pequeños y creen que pueden conseguirlo todo y mandar por encima de los demás. Hacer manualidades les enseña a compartir, a atrabajar con los demás y a respetar al resto, además de tener múltiples beneficios pedagógicos.
Mediante ellas, los niños aprenden a desarrollar su creatividad. Aprenden a mostrar el mundo real cómo lo ven ellos, por lo que aprenden a expresarse de mejor forma. También desarrollan paciencia y perseverancia al tener que mostrar empeño para conseguir hacer lo que se proponen. También ayudan a mejorar la concentración, ya que deben estar concentrados en lo que está haciendo, mejorando también la atención. La memoria también se ve envuelta en este desarrollo, al memorizar el modelo al que están siguiendo para conseguir crear algo nuevo ellos solos. No podemos no mencionar la psicomotricidad, pues aprenden a tener un mejor manejo de los dedos y las manos, así como su  autoestima se ve reforzada al conseguir crear algo y que los adultos les felicitemos por eso.
Es una buena oportunidad para jugar juntos, pues no siempre nos sentimos atraídos por los juguetes de nuestros hijos y las manualidades crean un papel para cada persona de la familia. De esta manera, los dos pasaréis un rato divertido, creando algo bonito.
Halloween está a la vuelta de la esquina, por lo que hemos decidido que si queréis decorar la casa, mediante juegos y manualidades puede ser una buena idea. Te proponemos todas estas manualidades con papel, que son sencillas, se adaptan a cualquier edad, y no manchan ni necesitan grandes estudios artísticos para conseguirlas. Globos, tijeras, pegamento… será lo que necesitéis, cosas que todos tenemos en casa. No solo os divertiréis, sino que ellos aprenderán y desarrollarán habilidades. Además, es perfecto para esas tardes de otoño en las que hace malo y ya no se puede ir al parque.
Desde arañas, hasta fantasmas, os encantará invitar a gente a casa para que admiren vuestras obras de arte. Es una de las fiestas favoritas de los niños, e incluso podéis dar algún susto con algunas de estas manualidades ¿Os sentís preparados?
tracking