Riesgos de dormir boca arriba embarazada

¿Es peligroso dormir boca arriba en el embarazo?

Cuando una está embarazada es normal que le asalten multitud de dudas sobre cualquier aspecto de su día a día porque le preocupa que cualquier cosa pueda afectar a su pequeño. Quizá alguna vez te has hecho la pregunta de si dormir boca arriba es un peligro para el futuro bebé. Mira de qué depende y los riesgos que podría ocasionar.

Seguramente todos tengamos una postura favorita con la que conciliar el sueño. Sin embargo, para una mujer embarazada, aunque esto también sea así, los cambios que vivirá su cuerpo le harán adoptar otras posiciones diferentes por dos razones fundamentales: por la incomodidad que puede suponer una postura determinada y por la propia salud del futuro bebé.

Y es que, según el momento de embarazo en que se encuentre la mujer, la salud del feto podría verse comprometida según la posición con la que se duerma su madre. Por eso es normal que muchas mujeres se preocupen por ello y se pregunten, por ejemplo, si dormir boca arriba puede suponer un problema para ella y para su hijo.

 

Si estás embarazada y te estás preguntando si dormir con la espalda pegada al colchón puede ser un problema, debes saber que depende fundamentalmente de la etapa del embarazo en que te encuentres:

Durante los primeros meses, el que será el futuro bebé todavía es muy pequeño y pesa muy poquito. De hecho, a la madre no se le nota casi la barriga aún. Es por ello que, si dormir boca arriba es tu postura preferida y para ti es más cómodo, puedes seguir haciéndolo porque no supone ningún riesgo.

En el segundo trimestre la cosa cambia y todo dependerá de tu evolución. Algunas mujeres notan especialmente el crecimiento de su vientre y otras todavía no. Aquellas que tengan ya un peso y un volumen considerable o que estén viviendo una gestación múltiple es recomendable que no duerman boca arriba.

En el último trimestre de gestación, el tamaño de la tripa y el del bebé ya es bastante grande, por lo que no se aconseja a las futuras madres que duerman con esta postura porque puede entrañar una serie de riesgos. No obstante, será bastante difícil que si estás embarazada puedas dormir así por la incomodidad que supone. Solo hay que pensar en cómo tiene que ser dormir con tres o cuatro kilos sobre el vientre.

Riesgos de dormir boca arriba embarazada

Como decimos, dormir mirando hacia el techo durante el embarazo puede conllevar algunos riesgos que conviene tener en cuenta. Estos son los principales:

  • Incrementar el dolor de espalda de la madre.
  • Generar estrés en el bebé dentro del útero.
  • Provocar bajadas de tensión arterial, mareos o desvanecimientos. Adoptando esta posición la vena cava inferior está presionada y es la que se encarga de devolver al corazón la sangre que va desde la parte inferior del cuerpo.
  • Potenciar determinadas dificultades digestivas como hemorroides o estreñimiento, el cual se genera porque el intestino tiene más dificultad para realizar sus movimientos ya que todo el peso del útero está recayendo sobre él.
  • Provocar la muerte del feto en el tercer trimestre antes de nacer. Durmiendo boca arriba el riesgo de poder vivir esta situación aumenta si se compara con adoptar una postura lateral y dormir de lado.

Aunque como vemos existe la posibilidad de que aparezcan algunas complicaciones, no quiere decir que no puedas tumbarte boca arriba si estás embarazada, también hay que valorar el tiempo que lo hagas y como es tu propio caso. De hecho, es posible que adoptes esta postura en momentos eventuales como al ver la tele, al leer o para hacer ejercicio.

Continúa leyendo