Sexo en pareja

Gases vaginales al hacer el amor: qué los produce y cómo prevenirlos

2 minutos

Durante las relaciones sexuales puede introducirse aire en la vagina, provocando gases en la misma, que producen un incómodo ruido. Nada de vergüenza, ¡es algo normal!

Gases vaginales al hacer el amor: qué los produce y cómo prevenirlos

Los gases vaginales son mucho más frecuentes de lo que te imaginas. Así que permanece tranquila, tan solo es aire que se ha introducido en tu vagina y que, a veces, genera algún tipo de sonido.

¿Qué produce los gases vaginales?

Hay varios factores que pueden entrar en juego. Entre ellos, destacaría la postura que se adopte durante la penetración, el ritmo de los movimientos coitales y la forma de llevarlo a cabo.

Durante el coito, el aire puede quedar atrapado entre los pliegues de la vagina, lo que causa que se produzcan estos molestos gases e incluso que, de vez en cuando, generen un sonido peculiar. Cuando entra aire en nuestro interior, puede salir hacia el exterior mientras se realiza esta práctica o bien, al acabar el acto sexual, cuando se relajan los músculos vaginales.

Los gases no son gases en sí, es aire atrapado, por lo que es completamente natural, a muchas mujeres les sucede. Así que no trates de buscarles una explicación ni quieras ocultarlos. Acéptalos como algo habitual y sigue experimentando de forma plena tus relaciones sexuales.

¿Cómo prevenir que sucedan?

La realidad es que los gases vaginales no pueden ser controlados totalmente, pero sí existen algunas estrategias que pueden ayudarte a minimizar la entrada de aire.

Antes de comenzar deberás hablarlo con tu pareja. Esto ayudará a que te sientas más cómoda y mejore tu autoestima. Dejarás de verlo como algo vergonzoso y seguramente os lo tomaréis con humor, de forma natural. Hecho esto, podéis experimentar nuevas posturas que ayuden a que entre menos aire en la vagina.

Las posturas menos aconsejables son las que conllevan una penetración por detrás, como puede ser la mujer apoyada sobre sus manos y rodillas.

Otro punto a tener en cuenta son los movimientos coitales. Si se retira el pene totalmente de la vagina en cada penetración, entrará más aire, por lo que se aconseja que no lo retiréis totalmente durante el bombeo del coito.

Y, un tercer consejo. Al finalizar esta práctica, después de que el pene sea retirado de la vagina, puedes introducir un dedo en esta cavidad, permitiendo que el aire escape y evitando posibles ruidos.

Lo más importante de todo es que lo aceptes y te sientas a gusto con tu cuerpo. Puedes haber pasado unos momentos vergonzosos, pero ahora ya sabes que es completamente natural, que a muchas mujeres les sucede lo mismo y que esto depende de cómo lo gestiones a partir de ahora.

Posturas para evitar los gases vaginales

Las  posturas sexuales para evitar el tener gases vaginales son aquellas que limitan la abertura vaginal, como por ejemplo, la postura en la que la mujer está acostada y el hombre encima de ella. En las que entra más aire son, por ejemplo, la penetración desde atrás o cuando el pene sale completamente de la vagina y vuelve a entrar. Es muy fácil que entre aire de esta forma y se produzcan estos molestos ruidos.

De todas formas, si ya has probado estas posturas también y te sigue sucediendo, te recomiendo que cuando acabe la relación coital (pene - vagina), introduzcas un dedo dentro de la vagina. De esta forma el aire se escapará y no provocará más tarde los gases.

Si no los das reducido o eliminado, no te preocupes. Trata de hablarlo con tu pareja para crear un vínculo fuerte y sano a nivel emocional cuando esto suceda. Lo importante en la erótica y en la sexualidad es naturalizar las cosas, porque cada cuerpo es diferente, por lo que no hay respuestas generales.

Sexóloga

Raquel Graña, psicóloga, coach educativa y sexóloga por la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

Colabora con diferentes medios de comunicación como Muy Interesante y Ser Padres.

Además, dispone de su propia página web: Íntimas conexiones

Etiquetas: relaciones sexuales, relaciones sexuales embarazo, sexo, sexo embarazada, vagina

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS