Ser Padres

Los mejores aceites para embarazadas

Mantenerse hidratada tanto por dentro como por fuera es fundamental siempre y más cuando se está esperando un hijo. Solo así conseguirás cuidar la piel para devolverle esa elasticidad que pierde según va aumentando su volumen durante el embarazo y así evitar la aparición de estrías.

Mantenerse hidratada es algo fundamental durante el embarazo tanto por dentro como por fuera. Beber mucha agua es todo lo que necesitas hacer para lo primero y escoger una buena crema o aceite para lo segundo. La piel necesita simplemente que se le devuelva esa elasticidad que pierde al estirarse, ya que el aumento de estrógenos y progestágenos es el responsable de que la producción de proteínas fibrosas de la dermis disminuya y por tanto sea su flexibilidad la que se vea afectada notablemente al ganar volumen. Como consecuencia de todo esto pueden hacer su aparición las temidas estrías y es en este aspecto donde más puede ayudarte la cosmética.
Pero, cuidado, no creas que existen aceites para embarazadas mágicos que borran de una pasada esas finas líneas que pueden salir en los lugares más insospechados porque en realidad es una combinación de varios factores la que determinará que desaparezcan. Mantenerse activas físicamente durante todo el periodo de gestación, llevar una buena alimentación, protegerse del sol, realizarse suaves masajes y estar hidratada son las pautas que deben seguirse para evitar que las estrías campen a sus anchas.
Eso sí, que no sean milagrosos no quita para que estos aceites sean el mejor de los recursos para que tu piel esté cuidada en todo momento. Es importante para ello elegir uno cuya formulación sea efectiva pero, sobre todo, que sea apta para embarazadas de modo que en ningún caso afecte al bebé. Puede parecer una perogrullada pero es fundamental asegurarse de que está especialmente creado para este periodo y que ninguno de los ingredientes es perjudicial.
Ya con el aceite que mejor se adapte a tus necesidades escogido, ser constante en su uso a lo largo de todo el embarazo -e incluso en el posparto- es la primera y única regla. Solo así podrás notar todos sus efectos según van pasando las semanas. Inclúyelo desde el principio en tu rutina de belleza diaria porque tardarás solo unos segundos en el momento de la aplicación y es una genial excusa para dedicarte ese pequeño tiempo a ti misma y mimarte como te mereces.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking